16 años sin Fernanda Aguirre

Brujula
Spread the love

La madre de la joven murió en 2010 sin encontrar a su hija.

Fernanda se sumaba en 2004, a la lista de las tantas mujeres desaparecidas. Esta joven, hija de una familia trabajadora, humilde y luchadora, marcó para siempre a los entrerrianos, que, desde distintos puntos de la provincia, se sumaron a la búsqueda.

«Soy Fernanda estoy secuestrada por dos personas, auxilio», rezaba una nota que fue encontrada en 2004 en Santiago del Estero, que 13 años después, la pericia caligráfica confirmaba que pertenecía a Fernanda Aguirre, la adolescente que desapareció de su casa en San Benito, cuando ayudaba a sus padres en la florería.

El mensaje había sido encontrado en diciembre de 2004 por un matrimonio en Termas de Río Hondo, lo que había alimentado la hipótesis de que la joven había sido secuestrada por una red de trata de personas.

El 25 de julio de 2004 Fernanda Aguirre (13 años) salió de su casa cerca de las cuatro de la tarde hacia el puesto de flores que su familia tenía frente al cementerio de San Benito. A partir de ese momento nada más se supo de la joven.

El principal sospechoso del secuestro, Miguel Ángel Lencina, fue detenido días después del hecho, ocurrido mientras gozaba de una salida laboral de la cárcel de Concepción del Uruguay, donde purgaba una pena por el asesinato de una mujer.

El 6 de agosto de ese año, pocos días después de ser detenido, Lencina apareció misteriosamente ahorcado en la celda de la comisaría 5a. de Paraná, donde permanecía alojado.

La viuda del principal sospechoso, Mirta Chávez, fue condenada en 2007 a 17 años de cárcel, acusada de haber sido quien se comunicó telefónicamente con la familia Aguirre para pedir el rescate de 2.000 pesos que exigieron los captores para liberar a la adolescente. Pero en 2014, cuando se cumplieron diez años de la desaparición de la adolescente, la mujer recuperó su libertad.

En tanto María Inés Cabrol, madre de Fernanda, murió en 2010 en una clínica de Buenos Aires a causa de una enfermedad terminal. Tenía 45 años y falleció luego de una intensa lucha por encontrar a su hija. «En cada cara de chica que veo, busco a mi hija», dijo la mujer en su última declaración a la prensa.

La búsqueda de la madre de Fernanda

Pese a que el Estado fue abandonando la búsqueda, la madre de la víctima, María Inés Cabrol, nunca dejó de sospechar que su hija había sido entregada a una red de prostitución y siguió cada pista hasta su fallecimiento, el 11 de mayo de 2010. Tenía 45 años y no pudo más frente a una penosa enfermedad.

La mujer le reclamó al poder político, judicial, institucional una respuesta y lo único que recibió fueron promesas y falsas expectativas.

Las hermanas de Fernanda, su padre, Julio, y otros familiares intentaron llevar el reclamo, el tiempo pasó y lo único que queda de la menor de San Benito es su recuerdo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Next Post

“Estamos trabajando para la post pandemia”

Spread the loveFernanda se sumaba en 2004, a la lista de las tantas mujeres desaparecidas. Esta joven, hija de una familia trabajadora, humilde y luchadora, marcó para siempre a los entrerrianos, que, desde distintos puntos de la provincia, se sumaron a la búsqueda. «Soy Fernanda estoy secuestrada por dos personas, […]

Subscribe US Now