¿A dónde va a parar el patrimonio histórico de la más antigua Escuela Normal de la Argentina?

Brujula
Spread the love

Un lector hizo llegar a ANÁLISIS DIGITAL una foto que muestra un camión llevando mobiliario escolar antiguo de la Escuela Normal de Paraná. Hasta el momento el destino de los históricos pupitres es todo un misterio. No es la primera vez que salen objetos con destino incierto. Antes de comenzar con la obra de refacción del edificio, la zona de sótanos y depósitos estaban poblados de muebles antiguos, instrumentos de los gabinetes de ciencia y tulipas de opalina que supieron iluminar los mejores años de la institución. La foto fue tomada hace seis años por un cronista de este sitio y hoy se suma al testimonio para preguntar en nombre de toda la ciudadanía: “A dónde van a parar todos estos históricos objetos”.

foto0_1_199925_1 foto0_1_199925_2
Por J.R., para ANÁLISIS DIGITAL

En la Escuela Normal, el agua que la lluvia acumula en su techo se escurre por caños de bronce. Esos caños de bronce no tienen forma de lo que verdaderamente son. Sus formas representan de cabezas de dragones. De modo, que el del histórico colegio es de los pocos edificios de la capital entrerriana que tiene gárgolas mirando desde las alturas. Eso, que parece suntuoso, innecesario, ostentoso-por-que-sí, tiene un sentido: el que le han querido dar los que consideraron que la escuela pública es una catedral laica. Puede decirse que las escuelas tienen bellos ornamentos hoy pensados por el mismo motivo en que los templos religiosos lo tienen. Mientras éstos último los incluían como ofrendas a la deidad correspondiente, en la escuela pública lo ponían a merced del soberano: el ciudadano para quien esa escuela, precisamente, abría sus puertas.
Por eso también reinan en la Escuela Normal los materiales nobles. Duraderos, sí, pero también bellos. Los muebles son de roble, los peldaños de las escaleras de mármol, los pisos de granito y mármol, los herrajes de bronce, los techos están cubiertos de tejas de pizarra. La Escuela Normal es la decana, la pionera catedral de la educación pública en la Argentina y más allá también. Fue la bella escuela donde se enseñó a enseñar, la fábrica de maestros.
A lo largo de su historia fue poblándose de muebles y objetos que conformaron su mundo. Un mundo que hoy aparece desguazado, ultimado, lastimado. Hace unos días, un lector de este sitio envió una foto donde se observa a un camión cargado de muebles históricos con destino incierto.
El lector que acercó la foto a ANÁLISIS DIGITAL y que se incluye en esta nota, acompañó el testimonio gráfico con una observación: “En el camión de basura se ven los bancos históricos de la Escuela Normal donde posiblemente se pensaron ideas de nuestra Nación. Muchos de ellos fueron comprados para una educación de excelencia y plural”, observó el inquieto lector. Sospecha el ciudadano que “lo mas triste que los venderán por kilo para que otro mas pícaro los venda en San Telmo, en Buenos Aires. Y más triste todavía es que en la escuela algún joven con talento no podrá sentarse en un banco pensado para que tenga lo mejor”, agregó.
Sobre el asunto se interesó también el sitio colega Entre Ríos Ahora. “Lo cierto es que tanto algunos docentes, como la Asociación Cooperadora de la escuela, han intentado garantizar la conservación de los muebles de mayor valor, como aquellos pupitres con tirantes de madera u aquellos otros con tapas de roble que se podían elevar. También intentaron defender la pinotea de los pisos, resguardar los percheros, algunos escritorios, sillas, salvar algo”, escribió el colega.
No es la primera vez que el patrimonio histórico y mobiliario de la Escuela Normal sale del casi centenario edificio con destino incierto. Sin en efecto existe interés en contestar la pregunta que titula este pequeño artículo, habría que extender el interrogante a otros objetos que supieron poblar la magna escuela y que hoy ya no estarían en el edificio.
Junto a la fotografía que acercó el lector, incluimos otra que muestra el depósito de la Escuela Normal hace unos seis años, antes de que el lugar sea refaccionado. Allí pueden verse tulipas de opalina, muebles antiguos e instrumentos de los gabinetes de ciencia. La foto pertenece al archivo de la revista ANÁLISIS. Las dudas sobre el destino de estos bienes culturales, a la ciudad toda.

Fuente: Análisis Digital

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Next Post

Transportistas entrerrianos ratificaron que habrá protestas si no se definen las nuevas tarifas

Spread the loveUn lector hizo llegar a ANÁLISIS DIGITAL una foto que muestra un camión llevando mobiliario escolar antiguo de la Escuela Normal de Paraná. Hasta el momento el destino de los históricos pupitres es todo un misterio. No es la primera vez que salen objetos con destino incierto. Antes […]

Subscribe US Now