CAMPEONES?! … lo asumimos?

Recientemente llevé a mi nieto y viajamos unos 1.500 km para ver la Copa Davis, equivalente al mundial de tenis. Luego de más de 100 años de historia y que nuestro país la viene disputando desde hace muchas décadas, logramos la Davis en 2016. Somos campeones!!

Imagen ilustrativa. Fiuente: teniszone.com.ar

Ahora participamos en 2017 y debemos defenderla como campeones. No deseo analizar el resultado, el esfuerzo de jugadores, comportamiento del público, tiempo (clima), etc., porque ello está en los medios de comunicación. Deseo manifestar mi participación y poner en claro lo que encontramos con el amado tenista, de 14 años, que me acompañaba (o yo a él).
Encontramos que el costo de las entradas y la organización no estaban de acuerdo y menos siendo campeones. Algunas falencias y aspectos mejorables con bajo costo son las siguientes:
-La gran mayoría debíamos llegar en auto y no había lugares de estacionamiento. Solo la calle pública
-El parque donde está la cancha presenta bastante descuido, el césped maltratado y con basura. Pocos tachos para residuos
-La reja perimetral del predio sin cuidado y con óxidos y alambres no reparados ni pintados por muchos años
-Carteles indicadores insuficientes
-Gran parte de las tribunas eran de “tablones”, sin respaldo, incómodos para tantas horas de juego, que parecían más duras al pasar las horas
-La organización para buscar comidas fue todo un trámite, con colas largas, no organizadas y con pocas opciones. Para lograr una pequeña pizza muy cara, sin bebida fresca y a los rayos del sol, debimos esperar una hora y quince minutos. Nos perdimos un set por la desorganización
-Se sabe que febrero en Argentina es verano y Davis se juega aproximadamente de 10-18h. La vestimenta de los jueces de línea y las sillas eran negras. Yo pensaba en la Sociedad protectora de … jueces, para que dejen de sufrir
-El segundo día debieron cambiar la ubicación de algunos asistentes porque tapaban a las cámaras de TV. No se podía haber previsto?
-La esperanza nuestra era llevarnos el recuerdo de una foto con la famosa copa Davis. No pudimos. No tenemos la foto de la “ensaladera”, no la tocamos ni la vimos. Estaba solo al alcance para los de la sala VIP. Que garrón, que falta de respeto a los aficionados del tenis
-Lo bueno es que encontramos el auto sin vandalismos, no había trapitos pero si muchos policías haciendo presencia, más que prevención.
Pueden pensar que solo veo lo negativo o el medio vaso vacío, pero no es así, deseo nos comportemos como campeones, tomemos ejemplos del primer mundo y hagamos que los nativos y foráneos veamos un deporte y espectáculo acorde con la entrada, los campeones, el respeto que nos merecemos y mejorar cada día un poco más. No está el medio vaso vacío, está casi vacío en el aspecto que resalto, pero con educación, respeto y menos afán económico podemos progresar.
José Luis Panigatti

Deja un comentario

Podés comentar con tu cuenta de Facebook.
  • (will not be published)

*