Caña con ruda para superar agosto sin miedo

Brujula
Spread the love

Tanta mala fama tiene agosto que es necesario inaugurarlo con tres sorbos de caña con ruda para neutralizar las amenazas del mes aciago. La costumbre está asociada, por un lado, a rendir culto a la Madre Tierra y, por el otro, a defenderse de los fríos intensos y los malos augurios que supone agosto en este lado del mapa.


La tradición guaranítica reza que, en el primer día de agosto, tanto los adultos como los niños deben sorber tres pequeños tragos del preparado y en ayunas. La creencia es que su combinación entre el alcohol y el fuerte aroma de la hierba constituyen una vacuna preventiva para las enfermedades.
Siguiendo las coordenadas de la tradición, la Biblioteca Provincial de Entre Ríos organiza para hoy, desde las 9, una degustación de caña con ruda que tendrá además la participación de músicos de la provincia como el acordeonista Orlando Nono Giménez Selva, el cantautor Cacho Miñom, el guitarrista paceño Máximo López, el acordeonista Pelusa Roldán, así como también los escritores Francisco Quito Ferreira y Horacio Toronja Blanc.
La actividad se enmarca en las acciones del Ministerio de Cultura y Comunicación tendientes a rescatar tradiciones populares regionales, señalaron desde la Biblioteca Provincial y añadieron en el comunicado la utilidad de la iniciativa: “Tres traguitos de caña con ruda para comenzar agosto con la inmunidad que nos profiere la bebida sanadora; para combatir las enfermedades características de la actual temporada, propensa a las lluvias, la gripe y las heladas”.

EN LA FERIA. Si lo que uno quiere es conseguir caña con ruda para seguir la tradición el 1 de agosto y beber los tres sorbos en ayuna, no hay dudas de que el lugar más seguro para encontrar la bebida es la Feria de Salta y Nogoyá. Por lo menos tres puestos, con diferentes tradiciones, ofrecen las botellitas de 280 centímetros cúbicos a cambio de, entre 15 y 16 pesos. Eso sí, en el puesto de la verdulería ya no será posible obtener el brebaje: “Vino tanta gente esta mañana que yo las terminé”, dijo ayer Carlos.
“Cada vez se vende más, este año se incrementó mucho el precio de la caña y había poca ruda, pero así todo vendí unas 500 botellitas”, precisó.
Carlos ofrecía la caña con ruda chica a 15 pesos y la grande, a 20.
En la misma feria quien todavía tiene stock a disposición es Roberto, el encargado del puesto que generalmente se dedica a vender pollos y le añade caña con ruda para esta fecha.

CORRIENTES. Cristina se dedica durante todo el año a la elaboración de dulces y licores. En el puesto 8 de la feria los paseantes pueden encontrar sus productos caseros y ya con alguna anticipación al 1 de agosto la tradicional caña con ruda.
“Desde hace seis años preparo, me enseñó mi abuelo y todos los años para el primero de agosto tengo a disposición del público. La vendo en la feria y si no en la feria artesanal que terminó el domingo”, detalló en diálogo con EL DIARIO.
Si bien hay quienes sostienen que la bebida debe ser preparada ya en Viernes Santo para dejarla macerar durante un período mayor a tres meses, Cristina comentó que en realidad hay por lo menos tres corrientes al respecto: “Hay tres formas de prepararla, se puede hacer el 1 de agosto del año anterior, otros la hacen el Viernes Santo para el 1 de agosto siguiente y otros, como yo, el 25 de junio, día de San Juan Bautista. Yo la hago ese día porque así me enseñó mi abuelo y con ese tiempo de maceración alcanza”.

PREPARACIÓN. La elaboración de la caña con ruda no reviste mayores complicaciones, explicó Cristina. “Yo busco ruda macho y hembra, lo hago con los dos y una caña no saborizada, porque ahora se encuentran cañas de diferentes sabores”. Lo que sigue es introducir la planta en la botella y dejar macerar en un ambiente sin luz.
“Uno lo toma por buen augurio”, explicó Cristina y subrayó: “Son tres traguitos en ayunas y convidas, eso es importante, convidar, hay que aprender a compartir”.

Tradición
La veneración a la diosa Tierra es quizás la más antigua de la región andina sudamericana, hasta el punto de que algunos autores la consideran anterior al culto a Inti, dios Sol de los incas.
El 1 de agosto se toma una copita de caña con ruda, brebaje que se prepara con anticipación para que macere: se compra una botella de caña, se echan dentro algunas hojas de ruda, se la cierra y se la guarda. Llegado el momento, se la sirve a los seres queridos para que tengan un buen año.
En el noroeste del país también se estila colocar amuletos: en el tobillo, la muñeca o el cuello, se ata un hilo blanco y negro de lana de llama o de oveja, hilado hacia la izquierda, y se lo conserva puesto hasta que se rompa.
En Salta y Jujuy, la celebración tiene tanta importancia como las fiestas conmemorativas de la Virgen María, a la que también se le ofrecen “apachetas”: la única diferencia es que a la procesión de la Virgen la preside un cura y a la de la Pachamama, un chamán.
Sin duda, la Gran Madre Tierra se resiste con éxito a repetir el destino de Inti, tragado por el Dios bíblico.

Fuente: www.eldiario.com.ar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Next Post

En Cerrito se realizarán festejos por el día del niño el 4 de agosto.

Spread the loveTanta mala fama tiene agosto que es necesario inaugurarlo con tres sorbos de caña con ruda para neutralizar las amenazas del mes aciago. La costumbre está asociada, por un lado, a rendir culto a la Madre Tierra y, por el otro, a defenderse de los fríos intensos y […]

Subscribe US Now