Causa cosechadoras: declaró Schunk y apuntó contra Valiero y Urribarri

Sobrevolaría un alerta de encendido de ventilador. Esa es la sensación que se respiró este martes y miércoles en el Juzgado de Transición a cargo de Paola Firpo cuando Roberto Schunk comenzó a declarar en la causa conocida como “cosechadoras truchas”, en una testimonial que se dividió en tres jornadas y aún no concluyó.

Télam Paraná-Entre Ríos, 01/12/2010 La presidenta Cristina Fernández de Kirchner junto al gobernador entrerriano Sergio Urribarri, en la inauguración de viviendas en Colonia Avellaneda. Foto: Presidencia/Télam/cf

Télam

El ex ministro de la Producción está imputado por haber otorgado en 2011 y 2012 un crédito por 574.000 pesos, un segundo desembolso por 4 millones y otro por 1 millón, todos a través del Fondo de Inversiones de Entre Ríos (Finver), para un proyecto productivo que tenía como objetivo construir cosechadoras. Los desembolsos fueron destinados al Grupo Senor, a través de la empresa BSV, antecesora de Grandes Máquinas Concepción del Uruguay SA. La firma beneficiada quebró en el medio del proceso de otorgamiento de los créditos y las máquinas, finalmente, no se construyeron. Ahí comenzó la novela.

El ex funcionario, el más comprometido en el expediente, declaró en sede judicial y apuntó a Diego Valiero, reconstruyó Página Judicial. La testimonial ingresó en un segundo cuarto intermedio y continuará el viernes. Ninguna de las partes quiso dar detalles, ya que aún no ha terminado aún su indagatoria.

El ex ministro de Economía se había presentado en febrero en tribunales para presentar una nota de descargo en la que responsabilizó a Schunk por no haber controlado el proceso en el que, pese a los incumplimientos de la firma, el Estado le siguió otorgando dinero.

“La evaluación y opinión sobre la procedencia y conveniencia de la financiación de un proyecto de inversión productivo, como éste, no está a cargo del Ministerio de Economía sino del el Ministerio de Producción. Esta responsabilidad correspondía al Ministerio de Producción, por lo que tampoco en este aspecto esta responsabilidad estaba a mi cargo. Consecuentemente, no debía autorizar el pago de cada uno de los desembolsos, ni tampoco firmar los cheques o transferencias respectivas”, son algunos de los párrafos del descargo.

Los créditos se otorgaron a través de decretos que llevaron la firma de Schunk, pero también del entonces gobernador, Sergio Urribarri, a quien también se rozó cuando se refirió a las responsabilidades.

Uno de los testigos de la testimonial –que no quiso dar prenda- se limitó a decir que se llevó la sensación que Schunk estaría “prendiendo el ventilador”.

La causa la impulsó el abogado de Paraná, Guillermo Mulet, quien en una ampliación de denuncia pidió que se investigue los procederes del fiscal de Estado, Julio Rodríguez Signes; y miembros del Directorio del Instituto Autárquico Provincial del Seguro de Entre Ríos (IAPS). El fiscal es Gervasio Labriola.

Análisis Digital

Deja un comentario

Podés comentar con tu cuenta de Facebook.
  • (will not be published)

*