Concordia “Enterré a un bebé que no era mi hijo”

Con esa frase, una concordiense recibió la noticia de que había enterrado a un recién nacido que no era el de ella. “Esperemos que esto no vuelva a pasar porque es vergonzoso”, remarcó la mujer al contar su historia

hospital de concordia

Andrea Noir y su prima, Mónica Ramos, denunciaron públicamente el espantoso momento que les tocó vivir. Tras sepultar al bebé, hijo de Andrea, que había fallecido, la llamaron desde la policía y le dijeron que habían enterrado a otro cuerpo, el de una nena.

“Mi hijo nació el 14 de junio, con problemas del corazón y murió el 26 de junio. La policía me dijo que el fiscal quería hablar conmigo, fui a la Comisaría de Villa Adela, hablé con el jefe y me preguntó si había tenido algún problema con la entrega, respondí que no; entonces el policía me dijo: `parece que se confundieron de bebé muerto y te dieron otro´”. Así, a secas, recibió la noticia Andrea. Había sepultado a otro niño que no era el de ella.

“Luego me dijeron que tenía que ir a reconocer el cuerpo, fui al hospital, ahí estaba el cuerpito de mi hijo”, contó al borde del llanto y aclaró: “allí nos entraron todas las dudas, no sabemos cuándo murió, si estuvo vivo, de qué manera falleció, encima tuvimos que revivir todo de nuevo”.

Consultada por nuestros cronistas sobre el bebé que enterró pensando que era su hijo, indicó que “es de otra chica que estaba en el hospital, a ella le daban vueltas para darle a su hijito que también había muerto, encima se recontra confundieron porque el hijo de esa chica era una nena, no entendemos qué pasó, qué fue lo que hicieron con los cuerpitos el fin de semana”.

Según el relato de Andrea, “todo se descubrió en el momento en que la chica fue a reconocer a su nena, en ese momento no la encontraban y resulta que otra familia la había sepultado pensando que era el hijito que habían perdido, todo esto ocurre en el hospital, encima no le querían hacer caso hasta que llamaron al fiscal y ahí se destapó todo, entre ellos se echan la culpa unos a otros; pero hay responsables, comenzando por el director del hospital, que deberían hacerse cargo del dolor de las familias”.

Señalaron al hospital como máximo responsable de lo que había ocurrido, “cuando nosotros retiramos (el cadáver del bebé) llevamos todos los papeles como correspondía; en ese momento había dos bebes muertos, los dos eran de apellido Benítez; pero, aunque tengas cuatro Benítez no podes ser tan trucho de entregar a cualquiera como lo hicieron los empleados del hospital, ahora los bebés tienen documentos, hasta fotos, deberían haber leído, nada les importa, a esa gente habría que echarla, mi hijo tenía documento y la bebita solo tenía la partida de nacimiento, la iban a anotar, este dolor es insoportable nuestra indignación es que tratan al tema como si fuera muy liviano, cuando hay un sufrimiento. Debería haber empleados idóneos, responsables e instruidos, en el hospital no pueden tomar a cualquiera”.

Luego, confirmaron que continuarán con el caso, ampliando las denuncias penales en la fiscalía. Los cronistas de EL SOL se contactaron con la familia afectada en la puerta de la funeraria casa Dri, donde le habrían expresado que no tenían ningún tipo de responsabilidad en el caso, “ellos reciben los bebes con todo los datos, confiando en que la entrega es correcta desde el hospital”, dijo la atribulada madre.

Andrea dijo que perdió a su segundo hijo y expresó sus condolencias para la otra mamá, nuestros cronistas quisieron entrevistarla pero ésta se encontraba presa de una crisis nerviosa.

“Tenemos dudas hasta de la atención que recibieron las criaturas, porque mi bebe tenía problemas del corazón, que dejaba de funcionar y luego seguía bombeando, a mi me queda la duda de si murió ese día o murió después, esperemos que esto no vuelva a pasar porque es vergonzoso”, concluyó.

Diario El Sol

Deja un comentario

Podés comentar con tu cuenta de Facebook.
  • (will not be published)

*