Conflicto ambiental: pese a la concesión del Ejecutivo uruguayo, recalcaron que UPM “quiere ir por más”

El dirigente sindical del gremio uruguayo de los papeleros, Julio Burgueño, señaló que existe un respaldo hacia la resolución adoptada por el presidente José Mujica de condicionar el incremento de producción de UPM a obras de mejora de impacto ambiental. No obstante, recalcó que la pastera “quiere ir por más” y de esa forma llegar a 1,3 millones de toneladas de producción anual, que es su aspiración última. Burgueño manifestó que espera que la papelera no repita la misma maniobra utilizada este año, de incrementar su producción diaria, para de esa forma llegar antes de tiempo al tope fijado por las autoridades. Este fue uno de los motivos que provocó divergencias entre los gobiernos de Uruguay y Argentina, y generó expectativa y preocupación entre trabajadores y empresarios.Actualmente la empresa UPM se encamina a terminar la producción del año 2013, que se ubica en poco más de 1,2 millones de toneladas de pasta de celulosa. El 4 de noviembre la pastera comenzará un nuevo ciclo, con la producción del 2014, cuyos volúmenes serán similares a los de este año. Este lunes la planta se encontraba en el proceso de arrancado y producción. En pocos días estará completando las 100 mil toneladas extras, habilitadas por la Dirección Nacional de Medio Ambiente (Dinama).

“Esperemos que la producción del 2014 sea regulada y no ocurra como este año, donde UPM aumentó el ritmo de producción lo que hizo que el tope permitido se alcance antes de tiempo”, enfatizó el representante del Secretariado del PIT-CNT, y dirigente del gremio del papel, Julio Burgueño. Aclaró que el sindicato aguarda que el plan de trabajo sea con 1,2 millones de toneladas, y no lo haga pensando en 1,3 millones de toneladas”, indicó el dirigente sindical.

Si bien comparte la decisión de Mujica de incrementar los volúmenes de producción, espera que no se generen nuevamente los problemas “por una empresa cuya aspiración es llegar a producir 1,3 millones de toneladas anuales”. En tal caso, el dirigente considera que la empresa de celulosa debería reconocer lo hecho por el presidente Mujica, “que hizo una apuesta grande al autorizar su pedido, y que por un par de años se quede tranquila, y no siga pidiendo producir más”.

Sobre la resolución del presidente José Mujica de permitir a UPM aumentar la producción siempre y cuando cumpla con determinados requisitos medio ambientales, “nos pareció una decisión buena, que está basada en criterios compartidos, sobre que la planta está controlada y vigilada, la contaminación es mínima, con valores inferiores a los que se generan en Finlandia”, mencionó Burgueño.

Enfatizó que las condicionantes impuestas de establecer una torre de enfriamiento del agua y la disminución de la presencia de fósforo permitirán mejorar aún más las condiciones medioambientales. Informó que en Brasil, las plantas de celulosa hacen el vertido a 39 y 40 grados, y en Argentina la temperatura permitida es aún mayor.

En los próximos días, trabajadores del sector papelero de Finlandia, Brasil, Chile y Uruguay se reunirán en Montevideo, y en el encuentro será presentado un informe de estado de situación de cada uno de los países.

Rucks: “Se hacen controles propios”

El director de Medio Ambiente, Jorge Rucks, salió este lunes a responder las críticas provenientes de medios de comunicación de Argentina, que hacían referencia a que la Dinama no tenía la capacidad de hacer los controles y que los parámetros obtenidos eran proporcionados directamente por UPM.

En tal caso, Rucks señaló que los controles que realiza la Dinama se hacen con capacidades propias. Aclaró que en el caso de UPM se controla mensualmente y de forma sorpresiva. Explicó que en cada inspección se hacen las mediciones de los parámetros que se requieran para conocer el funcionamiento, tales como las emisiones al aire y al agua, y los volúmenes de producción. Rucks precisó que todos estos elementos se comparan luego con los datos on line que llegan desde la planta de Fray Bentos.

Rucks dijo que toda esta información fue avalada por el propio Comité Científico Binacional de la CARU desde junio de 2011, publicó La República.

Urribarri envió a Mujica una carta

El gobernador Sergio Urribarri envió por escrito al presidente uruguayo, José Mujica, el comunicado oficial de Entre Ríos tras la autorización para que UPM (ex Botnia) aumente su producción. Así se consignó en un diario del vecino país, en el que aseguraron que el mandatario provincial aparece en el escenario nacional “como el político más interesado en mantener el foco sobre la ampliación de la producción de UPM”. En la misma nota recordaron algunos de los puntos que marcó el entrerriano sobre la contaminación de la pastera y sostuvieron que pidió al gobierno uruguayo “un esfuerzo para retrotraer la situación a la vigente antes de su reciente autorización” a UPM para dar “una oportunidad” a la diplomacia “a hacer su trabajo para conciliar posiciones evitando el doloroso desgaste de nuestra entrañable relación bicentenaria”.

En un momento en que el gobierno uruguayo hace llamados a mantener el diálogo y Argentina vive horas de incertidumbre política debido a los problemas de salud de la Presidenta Cristina Fernández, el gobernador de Entre Ríos, Sergio Urribarri, aparece como el político más interesado en mantener el foco sobre la ampliación de la producción de UPM.

En una carta que envió al presidente José Mujica, Urribarri dijo que Uruguay “aplica en forma unilateral estándares propios menos exigentes, de cuyo rechazo la Argentina dejó constancia en las actas de la CARU” (Comisión Administradora del Río Uruguay). Apelando a lo sentimental, Urribarri, de quien se dice que tiene ambiciones presidenciales, pidió al gobierno “un esfuerzo para retrotraer la situación a la vigente antes de su reciente autorización” a UPM para dar “una oportunidad” a la diplomacia “a hacer su trabajo para conciliar posiciones evitando el doloroso desgaste de nuestra entrañable relación bicentenaria”.

El político kirchnerista, criticó el despliegue de seguridad de Uruguay del domingo pasado que impidió el ingreso al país de manifestantes procedentes de Entre Ríos. “El despliegue gigantesco de fuerzas de seguridad solo se puede entender por el temor del que no le asiste la razón, como las autoridades uruguayas, sometidas al chantaje de esta trasnacional”, sostuvo.

Además, Urribarri cargó las tintas en UPM. “Modificó el ciclo productivo, generó esta tensión entre los trabajadores y la empresa, y eso provocó una presión inusitada en el gobierno de Mujica. La misma presión ejerció la oposición, que estuvo a la par o al lado de la empresa, forzando al presidente”, manifestó. Agregó que los resultados de los monitoreos ambientales binacionales no fueron difundidos antes porque Uruguay no lo quiso.

Por su lado, la asamblea ambientalista de Gualeguaychú quedó satisfecha con el resultado de la marcha que, calcula, reunió a unas 5.000 personas, dijo José Pouler, uno de sus dirigentes. Pouler sostuvo que el intendente de Río Negro, Omar Lafluf, mostró un “odio visceral” a los manifestantes solicitando un despliegue “desproporcionado” de seguridad ante una demostración “en la que participaron familias, ancianos y hasta discapacitados”.

De todas formas, no parece en este momento haber clima para relanzar, al menos por ahora, los cortes del puente San Martín. El propio Pouler recordó que en la asamblea del miércoles pasado, dos personas propusieron los cortes “y el 95 por ciento de las 300 personas que había no estuvo de acuerdo”. Mañana habrá otra reunión que servirá para determinar hasta dónde pretenden llegar los militantes ambientalistas en esta nueva etapa de su ya larga protesta contra la fábrica de celulosa.

El domingo, Alicia Colombato, una militante ambientalista, leyó una proclama en la que se exhortaba a Uruguay y Argentina a impedir la instalación de nuevas plantas de celulosa en la cuenca del río Uruguay.

“El gobierno uruguayo ha tenido siempre oídos sordos a nuestros reclamos. Ha sostenido una permanente actitud de exaltar las supuestas bondades de estas fábricas y hasta ha dado informaciones inexactas a su pueblo”, aseguró.

Cargan contra UPM

Según consignó El País, en la Cancillería uruguaya existe tranquilidad con respecto a que por ahora no habrá cortes en el puente San Martín. Se evalúa que el gobernador Urribarri no ha logrado apoyos políticos de peso a su postura entre otros gobernadores. Se tiene la impresión de que el kirchnerismo no tiene la conducción de la asamblea ambientalista de Gualeguaychú. Un referente importante de la asamblea, el dirigente rural Alfredo de Angeli, milita en la oposición y parece haberse moderado.

La asamblea decidió explícitamente que nadie que sea candidato en las elecciones que se realizan este mes en Argentina puede presentar mociones en sus deliberaciones aunque sí puede votar, explicó su dirigente José Pouler.

El intendente de Gualeguaychú, Juan Bahillo, negó las acusaciones de contaminación en su ciudad y mencionó que la localidad tiene 90.000 habitantes y 27.000 hogares de los cuales el 95 por ciento tiene servicios cloacales.

Bahillo dijo también que para ingresar a monitorear a UPM debe avisarse con 10 días de anticipación, lo cual da a la empresa tiempo para realizar ajustes.

El gobernador entrerriano considera que desde 2009 y hasta este año UPM supera los topes de producción y que el gobierno de Uruguay no cumplió con la entrega a la que estaba obligado.

La Policía entrerriana cree que participaron 900 autos de la marcha del domingo.

La asamblea sostiene, en su proclama, que “el conflicto solamente terminará cuando se erradique la planta de Botnia (ahora UPM) y desaparezca la causa que perjudica la unión de dos pueblos hermanos”.

Argentina promete datos

El canciller argentino Héctor Timerman sostuvo que entre este martes y miércoles dará a conocer el informe “completo”, realizado por el Comité Científico de la Comisión Administradora del Río Uruguay (CARU), informó al diario Tiempo Argentino.

La publicación denunció que el gobierno uruguayo recibe los datos de vertidos en el río Uruguay desde la propia UPM. Eso fue desmentido por el director de Medio Ambiente, Jorge Rucks. Fuente: Análisis Digital

Deja un comentario

Podés comentar con tu cuenta de Facebook.
  • (will not be published)

*