De Puerto Madryn a Alaska

Lula y Eva pasaron por Cerrito en medio de su travesía que las llevará a cumplir uno de sus mayores sueños.

Desde hace cuatro meses, una trafic modelo 92 es su hogar. Equipada con todo lo necesario, cada amanecer las despierta en una nueva localidad sumando así, los kilómetros necesarios para cumplir su sueño: recorrer América.
BRUJULA dialogó con estas mujeres que con sueño en mano y todo un abanico de actividades y profesiones, solventan sus recorridos.
“Estamos viajando con la idea del plan sin plan. Queremos recorrer, conocer gente, lugares. Ahora vamos para las cataratas, yendo sin apuros y tranquilas. En la medida que vamos parando, también vamos haciendo la nafta. Todos los días recaudamos con trabajo, por eso no podemos hacer tramos muy largos”, comentó Eva. Un dato no menor, es el costo que tiene esta aventura, ya que el vehículo es naftero con motor 2.0, y para poder cargar combustible hacen literalmente, de todo: “yo soy malabarista y profesora de educación física”, asevera Lula. “Y yo con un palo vendo pulseras y llaveros, pero además soy instructora de buceo”, agrega Eva. “Nos hacemos maña por un lado y no tenemos problemas de ponernos a trabajar en lo que surja. No me preocupa tener que volver a amasar, ya que en mi vida he trabajado en una panadería también, todo para seguir con nuestro viaje y recorrido”.
En cuanto al itinerario del recorrido comentaron que la “idea es ir a Brasil, recorrerlo. Tenemos muchas ganas y después seguir, si llegamos, hasta Alaska. Así recorreríamos todo América. Ese sería un mega sueño realizado”.
“No tenemos plan, si en algún momento tenemos ganas de volver o quedarnos e instalarnos en algún lugar lo haremos”, afirmó Lula con emociones en sus ojos.
El vehículo en el que viajan, ya ha tenido largas aventuras con otra pareja viajera. No solo está equipada como una mini casa, sino que además cuenta con ducha y energía abastecida por baterías con carga solar. Un cebador de mate de camionero es el chiche del viaje, y la compañía de los Simpson en el volante, un detalle de colección.
“Nuestro próximo viaje lo pensamos en moto o bicicletas… de hecho llevamos las nuestras para recorrer lugares de otra manera y ahorramos combustible”, aseguraron, y resumieron sus planes asegurando que “viajar es renovarse; hablar con gente que piensa y vive diferente a vos, que te nutre y hace crecer”.

Periódico BRUJULA

Deja un comentario

Podés comentar con tu cuenta de Facebook.
  • (will not be published)

*