Día Mundial de la Nutrición: “Hábitos para toda la vida”

Cada 28 de mayo se celebra el Día Mundial de la Nutrición. Como medida de concientización, todos los años se elige un lema para potenciar los buenos hábitos. En este 2017 es: “Hábitos para toda la vida: este año te llevamos a la huerta”, con el objetivo de dar a conocer la importancia que tienen las frutas y verduras en nuestra dieta, no solo por su riqueza nutricional, sino también por sus propiedades organolépticas, es decir sabor, aroma, colores y texturas.
Las frutas y verduras son imprescindibles en nuestra dieta aportando agua, fibra, vitaminas y minerales. Tras las campañas de promoción de alimentación saludable, se recomienda siempre el consumo diario de 4 a 5 unidades o porciones de frutas, verduras y hortalizas, pero, no obstante, la realidad en Argentina es otra, ya que las últimas encuestas alimentarias a nivel poblacional arrojaron datos de que consumimos, en promedio, 2 unidades por día.
Estos datos nos dicen que todavía hay aspectos que debemos mejorar en cuanto a la calidad de los nutrientes que incorporamos diariamente. Muchas veces, la causa de este consumo escaso de verduras y frutas se debe a la disponibilidad de los mismos, al costo económico en ciertos comercios, lo cual depende y varía mucho según la zona, la falta de costumbre que tenemos en la sociedad argentina en cuanto a este grupo de alimentos, y, por supuesto, todavía nos falta tomar más conciencia de los beneficios que nos brindan, tanto para prevenir enfermedades, como también, en el tratamiento de muchas de ellas, sobre todo las enfermedades crónicas no transmisibles, como la obesidad, diabetes, hipertensión, síndrome metabólico, entre otras.
El factor económico es, sin dudas, una de las causas de comer pocas frutas y verduras, sin embargo, si aprovechamos las frutas de estación en verdulerías encontraremos precios más accesibles. La implementación de huertas hogareñas, es el lema de este año.
Producir alimentos en casa, naturales (sin agregado de agroquímicos), que se adapten a nuestros gustos y necesidades. Es una actividad que requiere trabajo doméstico, cuidado y espacio geográfico, pero que ayuda a enseñar a nuestros niños la importancia del consumo de frutas y verduras desde los primeros años de vida, que es donde comienzan a formar sus hábitos, y, además, concientizar sobre el cuidado de la tierra, del cultivo y el consumo de productos frescos, naturales y lo más orgánicos posible, para mejorar aún más la calidad de nuestra alimentación, y, en consecuencia, de nuestra salud.
Algunas recomendaciones:
-Consumir 2-3 porciones de fruta y otras 2 raciones de verduras y/o hortalizas al día, incorporadas en el desayuno, almuerzo, merienda, cena o como acompañamiento y/o como postres en las comidas principales.
-Aprovechar frutas de estación, como, por ejemplo, en esta época, los cítricos. Preferir consumirlos con pulpa o en jugos cuidando el agregado de azúcar.

-Buscar alternativas en cuanto a los lugares de compra, ya que podemos encontrar muchas diferencias de precio y calidad.
-Lavar bien las frutas y verduras antes de consumirlas. Si es posible, elegir alimentos de producción local, con técnicas más orgánicas de cuidado de los mismos.
-Enseñar, con el EJEMPLO, a nuestros niños a consumir más frutas y verduras, en preparaciones variadas, coloridas y llamativas, que permitan captar su atención.

Deja un comentario

Podés comentar con tu cuenta de Facebook.
  • (will not be published)

*