Día mundial de lucha contra el Cáncer de Mama

Según la OMS cada 30 segundos en algún lugar se diagnostica un cáncer de mama. Se pretende concientizar a las mujeres de que un diagnóstico temprano posibilita erradicar la enfermedad. cancer_mama-z
Todos los 19 de octubre se celebra el Día Mundial contra el Cáncer de Mama, y lo que se pretende es concientizar a todas las mujeres de que cuanto más temprano se realiza un diagnóstico más posibilidades habrán de erradicar la enfermedad. En este día se insiste en que un diagnóstico temprano es la mejor solución para las pacientes, porque según la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada 30 segundos en algún lugar del mundo se diagnostica un cáncer de mama.
Cada día, en la Argentina mueren 20 mujeres por esta enfermedad debido en gran parte a que el 45% de ellas no hace su chequeo mamario anual es decir por no haberlo detectado a tiempo.
Es el tumor maligno más frecuente en las mujeres. En Argentina, se detectan alrededor de 18 mil nuevos casos por año y mueren unas 5.200 mujeres. Enfermedad que hoy afecta a más de 70.000 mujeres en el país. Sin distinción de sexos, es el cáncer de mayor incidencia y uno de los que muestra mayores índices de mortalidad, luego del de pulmón y el colorrectal. Entre el 90 y el 95% de los casos detectados tempranamente se curan. En los estadios iniciales, pacientes con carcinoma In situ (pre-invasor), el índice de sobre vida libre de enfermedad es del 97%.
El diagnóstico precoz aumenta las posibilidades de curación y asegura mejores resultados estéticos.
El cáncer de mama es un problema de salud pública en muchos países y también en la Argentina, tanto por la cantidad de mujeres que son afectadas como por las complejidades que impone su control. La detección temprana, el diagnóstico preciso y el tratamiento adecuado y oportuno, son las herramientas necesarias para la prevención y el control del cáncer de mama. El factor de riesgo con más peso, es la historia familiar (madre, hermana, tía o abuela con cáncer de mama).
PREVENCIÓN PRIMARIA
La incorporación de hábitos saludables reduce hasta un 40% las posibilidades de contraer cualquier tipo de cáncer:
• Tener una alimentación saludable incorporando frutas, verduras y cereales a la dieta regular.
• Protegerse de la exposición solar
• Evitar los excesos de peso
• Realizar actividad física regularmente
• No fumar
• Consumo responsable de alcohol

PREVENCIÓN SECUNDARIA
En cuanto al tipo de examen recomendado, los especialistas remarcan la importancia del autoexamen mamario mensual a partir de los 20 años, el examen clínico mamario anual realizado por el médico especialista a partir de los 30 años.
Es muy importante realizarse periódicamente una mamografía:
1 vez cada 3 años a partir de los 35 años, y una vez por año a partir de los 40 años de edad con ecografía en mamas densas en mujeres asintomáticas y sin antecedentes familiares de cáncer de mama.
En aquellos casos que presenten antecedentes familiares de cáncer antes de los 50 años, las mamografías deberían comenzar 10 años antes de la edad a la que se presentó dicho tumor.
Es recomendable realizarse mensualmente el autoexamen y en caso de tocar o ver algo raro recurrir de forma urgente al médico.
La mamografía es el método de detección que mayor impacto potencial tiene en la mortalidad por esta enfermedad y, además, es el que permite identificar tumores pequeños que tienen mayor posibilidad de cura y que pueden ser tratados con cirugía.
Factores de riesgo modificables, como: modificación del estilo de vida (alimentación, peso, ejercicio físico), podrían sugerirse a éste grupo de pacientes, ya que son pautas de una vida más sana y saludable.

Deja un comentario

Podés comentar con tu cuenta de Facebook.
  • (will not be published)

*