Día mundial sin tabaco

Brujula
Spread the love

El Día Mundial Sin Tabaco se celebra en todo el mundo el 31 de mayo de cada año. Esta celebración anual informa al público acerca de los peligros que supone el consumo de tabaco, las prácticas comerciales de las empresas tabacaleras, las actividades de la OMS para luchar contra la epidemia de tabaquismo, y lo que las personas de todo el mundo pueden hacer para reivindicar su derecho a la salud y a una vida sana, y proteger a las futuras generaciones.

La Asamblea Mundial de la Salud instituyó el Día Mundial sin Tabaco en 1987 para llamar la atención mundial hacia la epidemia de tabaquismo y sus efectos letales. La celebración de este día es una oportunidad para destacar mensajes concretos relacionados con el control del tabaco y fomentar la observancia del Convenio Marco de la OMS para el Control del Tabaco. El consumo de tabaco es la principal epidemia prevenible a la que se enfrenta la comunidad sanitaria.

El lema para este año es: «Protejamos a nuestros niños del tabaco», ya que preocupa que el consumo entre los adolescentes se mantiene estable y la edad de inicio es cada vez más temprana: casi el 30% de los niños en nuestro país comienza a fumar antes de los 12 años.

En Argentina se replica la situación identificada a nivel global: el marketing del tabaco está presente en múltiples canales y se enfoca, especialmente, en atraer la atención del público más jóven a través de conceptos ligados a la diversión, la independencia y la creatividad.

Las tabacaleras desarrollan acciones integrales de marketing, utilizando tanto la publicidad tradicional como la publicidad digital y los programas de responsabilidad social empresaria (RSE). En base a relevamientos de FIC Argentina, estas empresas implementan una estrategia combinada en nuestro país que incluye:

– Punto de venta. Las empresas diseñan displays luminosos y coloridos que ocupan gran espacio en los kioscos. También colocan avisos publicitarios visibles desde el exterior y promociones con precios de descuento, ambos aspectos violan la normativa de control de tabaco vigente.

– Exhibición de productos de tabaco. Se trata de una estrategia muy utilizada por la industria en contextos de restricción a la publicidad y promoción de tabaco para continuar mostrando sus productos y así incentivar su consumo.

– Packaging. Las empresas aprovechan los paquetes para destacar algunas características de los productos como el sabor y, además, lo utilizan como un canal complementario para difundir promociones, concursos y nuevos lanzamientos.

– Acciones digitales y de comunicación directa. Ante prohibiciones parciales de publicidad, las empresas redireccionan su marketing a internet donde realizan campañas de e-mail y concursos en los sitios webs de sus marcas.

– Eventos y fiestas. Paradores, boliches y recitales son los espacios que las empresas priorizan para montar stands donde proponen iniciativas atractivas para el público jóven (juegos, promociones de “combos” de cigarrillos, etc).

– Publicidad encubierta en ficciones de cine y televisión. La presencia de actores fumando en las películas es una de las estrategias de publicidad históricas que ha utilizado la industria tabacalera.

– Programas de RSE. En Argentina, estas acciones se desarrollan principalmente en provincias tabacaleras. Las acciones de RSE son herramientas utilizadas por las empresas para aumentar su credibilidad, acceder e influir en los formuladores de políticas y crear aliados para evitar o debilitar la regulación de control de tabaco.

Argentina no cuenta con una prohibición total de la publicidad de tabaco, de forma que las empresas aprovechan los vacíos legales para desplegar estas estrategias para atraer a nuevos consumidores. En simultáneo, las empresas violan constantemente la normativa vigente, lo que también pone en evidencia la falta de un sistema de fiscalización efectivo. “Es necesario que el marco regulatorio se actualice y se adapte a los estándares internacionales que prohíben toda forma de publicidad, promoción, patrocinio y exhibición de productos de tabaco para cumplir con las obligaciones de proteger el derecho a la salud de la población”, señaló Marita Pizarro, codirectora de FIC Argentina. Y agregó: “La pandemia actual pone al descubierto una vez más la urgencia de adoptar medidas firmes de control de tabaco ya que los fumadores integran el grupo de mayor riesgo ante el COVID-19”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Next Post

Confirmaron dos nuevos casos de coronavirus en Entre Ríos

Spread the loveEl Día Mundial Sin Tabaco se celebra en todo el mundo el 31 de mayo de cada año. Esta celebración anual informa al público acerca de los peligros que supone el consumo de tabaco, las prácticas comerciales de las empresas tabacaleras, las actividades de la OMS para luchar […]

Subscribe US Now