Editorial edición 147 Periódico Brújula

Estamos en la mitad del año, un año que arrancó con el numero yeta, como anunciando lo que se vendría en algunos ámbitos.

Los primeros meses la publicidad oficial bombardeaba y no dejaba claro el porqué de la urgencia del cambio de los Documentos Nacionales de Identidad. Lo mismo sucedió con los jóvenes que con 16 años se vieron inducidos a la marcha electoral, sin aclarar que no es obligatorio para ellos.

La permanente insistencia para lograr el convencimiento de que este decanato es el mejor de la historia, deja pasar por alto muchísimas responsabilidades sociales y próximas actividades que deberían ser de interés general.

Las próximas elecciones que se realizarán en el 11 de agosto en nuestro país, parecieran ser la nota más demorada en todos los noticieros.

Parece que nadie entiende, que éstas, son las votaciones más importantes que tenemos como ciudadanos, ya que elegimos a quienes nos representarán y decidirán por nosotros dentro del Congreso de la Nación, y por ende, en cada provincia.

Nos atromentan con la falta de combustibles, el precio elevado del pan, las promesas de acuerdos, los seguimientos a los comercios mediante sus grupos de jóvenes fánaticos de un modelo agrupado bajo el nombre de “La Cámpora” y nos da letra para hablar por semanas con su pasito murguero en medio de lo más sagrado que teníamos como argentinos: “el Himno Nacional”. Y digo teníamos, porque entre tanto manoseo a nuestras cosas, lo único que no había tocado era la canción patria.

Para quienes no lo saben aún, el próximo mes se realizarán las elecciones primarias abiertas, que permitirán conformar las listas que se presentarán en octubre. Estas elecciones Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO), tiene las características de ser una interna abierta, donde cada agrupación o partido político presenta los candidatos que competirán, entre sí, para los puestos que conformarán las listas definitivas que se presentarán en octubre.

Las agrupaciones o partidos que no obtengan al menos el 1,5% de los votos válidos no podrán participar de las elecciones en segunda vuelta. De esta forma quedan definidas las listas de cada partido político.

Las elecciones legislativas de la República Argentina se realizan con el objetivo de renovar la mitad de los miembros de la Cámara de Diputados y un tercio de los miembros de la Cámara de Senadores. Se elegirán, en total, 24 senadores nacionales y 127 diputados nacionales.

Como siempre recordamos, somos nosotros los que tenemos el poder de elegir a nuestros representantes. Somos quienes les damos nuestra voz y nuestro voto para que al momento de levantar la mano ante una decisión, lo hagan pensando en el bien de toda la república y no de unos pocos.

Con tanta corrupción, con tantos ladrones políticos y empresariales que integran los grandes grupos políticos, no debemos mirar hacia otro lado y meter un voto en blanco. Sino que debemos usar esa carta y comenzar a reclamar y exigir lo que nos corresponde.

El autoritarismo político comienza cuando los mismos personajes ocupan reiteradamente los mismos sillones.

El cambio depende de nosotros. Iniciemos eligiendo a conciencia.

Deja un comentario

Podés comentar con tu cuenta de Facebook.
  • (will not be published)

*