El documento final hará eje en la necesidad de impulsar el crecimiento, reducir el desempleo y estimular la inversión

La implementación de medidas destinadas a fomentar el crecimiento económico, la reducción del desempleo, el estímulo a la inversión y evitar la volatilidad de los flujos de capitales, serán alguno de los puntos en materia macroeconómica y financiera que contendrá el Plan de San Petersburgo que hoy terminarán de dar forma los líderes del G-20.

Cumbre del G20. A las 12 hora local (las 5 en Argentina) dará comienzo la última reunión plenaria de los presidentes y jefes de Gobierno y a las 16 (9 en Argentina) el presidente ruso Vladimir Putin dará a conocer el documento a través de una conferencia de prensa.

A estas cuestiones se sumarán puntos específicos que viene impulsando Argentina desde hace varios años, como la inclusión de pronunciamientos sobre los paraísos fiscales, denominados desde ahora “guaridas fiscales”, la sustentabilidad para el pago de la deuda y la generación de trabajo con inclusión social, tal como destacó durante la víspera la presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

El ministro de Finanzas ruso, Anton Siluanov, fue el encargado de dar a conocer los resultados de la primera sesión de trabajo de la Cumbre de Líderes del G-20.

Siluanov dijo que el Plan de Acción de San Petersburgo para el Crecimiento Económico y Creación de Empleo “fue aprobado” de manera unánime y que “el siguiente paso es la implementación”.

El borrador que terminarán de pulir hoy los presidentes sostiene que “la economía mundial está mostrando tendencias positivas en general”, aunque sigue siendo “débil”.

Uno de los puntos que más se abordó fue la forma en que comenzó a repercutir sobre los países emergentes la posibilidad cierta del fin de las medidas de estímulos económicos que viene aplicando la Reserva Federal de EEUU a través de tasas de interés básicas de casi el 0 por ciento.

En los países en desarrollo esta situación comenzó a repercutir sobre sus economías. Esto motivo una declaración de los países en desarrollo que integran el BRICS que solicitaron que las nuevas medidas se apliquen de manera paulatina y que sean informadas con el tiempo suficiente y de manera “clara”.

“De hecho, la política de flexibilización cuantitativa tuvo que llegar a su fin un día, y se han establecido los parámetros para su final. Es obvio que el tiempo del dinero barato está llegando al final, y el dinero se incrementará en el valor. La pregunta es cómo y con qué rapidez. Este tipo de política sin duda ha de llevarse a cabo gradualmente y dentro de los límites razonables “, dijo el ministro ruso. Fuente: Telam.

Deja un comentario

Podés comentar con tu cuenta de Facebook.
  • (will not be published)

*