El fuego ya arrasó 15 mil hectáreas en el valle de Calamuchita

El incendio que se desató el viernes aún no pudo ser controlado por los bomberos y obligó a un contingente de 50 chicos con su padres a permanecer en un refugio hasta tanto se den las condiciones para que puedan ser evacuados.

De acuerdo con Fabián Vargas, coordinador de la Regional Nº 7 de los Bomberos, «es el peor incendio que se recuerde», aunque Gastón Parodi, presidente de la comisión de Bomberos de Yacanto, aseguró a la prensa que «se parece, por su magnitud, al de 2005».

«En 2005 se afectó toda un área boscosa y hubo que evacuar al poblado de Yacanto. En esta ocasión, el fuego se inició en Villa Alpina, traspasó el río (San Miguel) y lo tenemos a cinco o seis kilómetros de Yacanto, donde hay 35 evacuados», precisó Parodi.

De acuerdo con el bombero, «se armó una comisión de emergencia para darle la posibilidad a quienes quieran autoevacuarse» en Yacanto y agregó que «el fuego está descontrolado, pese a que se aplicaron todo los procedimientos para estos casos».

«Las condiciones climáticas no favorecen, porque, además del calor, las rafagas superan los 50 kilómetros», subrayó Parodi en relación con el viento y las altas temperaturas, que, en el caso de las ciudad de Córdoba, pasadas las 16, ascendían a los 38,1 grados.

En el mismo sentido, el titular del Plan Provincial de Manejo del Fuego, Marcelo Zornada, destacó que «el problema no es sólo la meteorología y la topografía, sino que el combustible forestal muerto de pinos, que se cayeron el año pasado, complica la operación».

«No es una situación normal y se está trabajando con distintas tácticas. La situación es compleja y necesitamos mucha cantidad de gente. Está tan seco todo que la propagación es muy rápida. La temperatura ambiente, la baja humedad y otros factores, hacen que los incendios sean explosivos», advirtió el funcionario.

Hasta el momento, ya han sido evacuadas un total de 26 personas de San Miguel de los Ríos (localidad próxima a Villa General Belgrano, a unos 95 kilómetros de la capital cordobesa) y se prepara un plan en Villa de Yacanto, situada a unos 28 kilómetros de Santa Rosa de Calamuchita.

Mientras, un contingente de 50 chicos, con sus padres y profesores, oriundos de Cosquín, que forman parte de un grupo de Taekwondo que habían ido a pasar el fin de semana en Calamuchita, permanecieron anoche varados en el puesto de montaña «Refugio López» y ahora se encuentran cerca de Villa Alpina, en otro refugio.

El grupo de pequeños deportistas se encuentra acompañado por bomberos y policías, y estos esperan que se den las condiciones para que puedan ser evacuados de la zona.

Vargas explicó que «llegó gente por aire, del Ejército, para asistirlos, y una dotación por tierra», y, si bien se encuentran «casi llegando a Villa Alpina, como uno de los frentes está cerca, permanecen allí hasta que se los pueda evacuar».

Los niños, con sus acompañantes, llegaron sin dificultades al sector, pero la imprevista rotación de los vientos frustró el paseo, aunque pudieron ponerse a salvo sin otras consecuencias y, según Zornada, «se encuentran bien, con asistencia y alimentos».

Más de 200 bomberos voluntarios siguen combatiendo los ochos focos de incendio que se localizan entre Yacanto y Villa Alpina, a unos 120 kilómetros al sur de la ciudad de Córdoba.

El foco, que se inició el viernes, fue controlado en la tarde del sábado, pero se reavivó ayer, por efecto de la rotación del viento, lo que afectó a pastizales y a una plantación de pinos, ya que las fuertes ráfagas y la falta de lluvia complicaron el trabajo de los voluntarios.

Mientras tanto, por orden del fiscal Alejandro Carballo, una persona permanece detenida bajo la sospecha de haber iniciado el fuego y fue imputado como presunto autor de «incendio culposo agravado».

Además, otros cuatro hombres fueron demorados anoche y trasladados a la comisaría de Villa General Belgrano, aunque luego fueron liberados, por haber iniciado por cuenta propia un contrafuego con la intención de neutralizar el incendio.

Aparentemente, el detenido manejaba maquinarias en muy mal estado y sin las protecciones requeridas, lo que ocasionó que se encendiera la chispa de un tractor, que a su vez perdía aceite, lo que habría sido el origen del fuego que se tornó incontenible.

Además del incendio que afecta al Valle de Calamuchita, se desataron focos en la zona de La Mandinga, en la localidad de Cosquín, cerca del cerro Pan de Azúcar, así como en las Sierras Chicas, en las proximidades de Santa Catalina.

Como consecuencia, la Policía decidió evacuar preventivamente la escuela Julio Argentino Roca, en cercanías de la localidad de Ascochinga (a unos 60 kilómetros de la capital cordobesa), próxima a Santa Catalina.

Por prevención se encuentran cortadas al tránsito la ruta E-53, entre La Granja y Ascochinga, y la Nº 5, entre Ascochinga y Jesús María. Fuente: Telam.

Deja un comentario

Podés comentar con tu cuenta de Facebook.
  • (will not be published)

*