Gastroenterocolítis: La enfermedad intestinal más frecuente en estos días

Las infecciones intestinales figuran entre las primeras causas de morbimortalidad infantil de todo el mundo. En países en vías de desarrollo, cada año la gastroenterocolítis acaba con la vida de 5 millones de niños menores de 5 años de edad.
Te proponemos que conozcas:
¿Cómo? Saber si padeces la enfermedad; que la causa?, y, lo más importante: que hacer? Y cómo prevenirla.
La gastroenterocolítis es una enfermedad que puede presentarse con nauseas, vómitos, fiebre, dolor abdominal, y diarrea (deposiciones blandas, “aguadas”, “sueltas”, en “chorro”).
Las causas más frecuentes:
*transgresión alimentaria
*falta de higiene.
*incapacidad de ingerir algunos alimentos (ej: la leche).
*alergias en la alimentación.
*infecciones (virales, bacterianas, etc, también infecciones de vias aéreas (oídos, garganta), urinarias entre otras.
*uso de algunos medicamentos que la pueden producir (antibióticos, laxantes, etc).
¿Qué hacer y cómo prevenirla?…
En la mayoría de los casos la gastroenterocolítis mejora con buen aporte de líquidos y alimentación saludable astringente, SIN NINGUNA MEDICINA (sólo su médico luego de un correcto examen clínico le autorizará el suministro de medicamentos).
Si hay vómitos solo de traguitos de suero, sales de rehidratación oral o agua, NO COM IDA. Si el niño sigue vomitando, consulte urgente a su médico.
Si solo hay diarrea es importante que la alimentación sea astringente: puré aguado o caldo de arroz, arroz, queso, puré de manzanas (cocido), banana madura, pollo (hervido o asado sin piel), galletitas saladas, leche materna ( en niños lactantes), leche deslactosada.
Evitar: dulces, postres, gaseosas, lácteos, frutas y verduras crudas.
PREVENCION Y EDUCACION COMUNITARIA: estas son algunas de las recomendaciones para prevenir la infección entérica: *Mejorar la higiene ambiental, personal, y provisión de agua potable, como así también los sistemas de eliminación de excretas.
*Programas de educación para la salud donde se dé énfasis a la educación alimentaria, prevención de la diarrea e identificación temprana de signos de deshidratación y pautas de alarma.
*Ejercer control sanitario sobre alimentos y bebidas.
*Evitar ingesta de medicamentos e infusiones caseras sin indicación médica.

Columna: Nuestra Salud
Edición Nº 148 – BRÚJULA
Dr. Ayelén Cura M.P. 8744

Deja un comentario

Podés comentar con tu cuenta de Facebook.
  • (will not be published)

*