“Hay más pacientes que camas”, admiten la Terapia del hospital San Martín

Brujula
Spread the love

La alta solicitud de pacientes se repite en Concordia, que junto a Gualeguaychú y Concepción del Uruguay son las ciudades con servicio de Terapia Intensiva en el sector público. En Paraná agregan camas para contener los ingresos.

El Hospital San Martín, de Paraná, está en obras: ya se ampliaron los quirófanos, y ahora está en refacción y ampliación el Servicio de Terapia Intensiva. Como consecuencia, la atención de pacientes debió reubicarse en otro sector. Pero la mudanza encontró al sector más crítico de atención con una altísima demanda, que incluso desborda la capacidad de respuesta. “Hay más pacientes que camas”, admitió el médico a cargo de Terapia Intensiva, Hernán Giménez. 

Las enfermedades estacionales del invierno más los altos índices de accidentología mantienen permanentemente ocupadas las camas, y ello ha obligado a ampliar la infraestructura, aunque ni aún así consiguen estar a la altura de las necesidades de ocupación.
“Se hace lo que se puede –dijo el responsable de Terapia Intensiva–. Ésta es una época de mucha demanda, y todo colapsa. Se ponen camas en los pasillos”.
–¿En los pasillos?
–Lo que sucede es que el Servicio de Terapia Intensiva está en obras de remodelación, y estamos funcionando en un pasillo grande, con todo instalado. Esto será así hasta que terminen los trabajos. Nosotros tenemos 10 camas, pero ahora estamos ampliando a 11, y a veces usamos también las camas de la Guardia. Además, tenemos mucha derivación del interior de la provincia.
La voz de alerta respecto del colapso de las terapias surgió desde Concordia.
El director médico del Hospital Delicia Concepción Masvernat, José Luis Sigiotti, aseguró que en Concordia “no existe posibilidades de recibir a más pacientes porque las terapias intensivas están cubiertas”. Y por dos motivos: el alto nivel de casos de accidentes cerobrovasculares y enfermedades respiratorias.
El diagnóstico del médico fue el que sigue: está saturada, dijo, la capacidad de respuesta no sólo del Hospital Masvernat, sino de los dos sanatorios privados, Garat y Concordia. “Éste es un problema que se nos viene”, anticipó.
“Sabemos que si llega algún paciente de emergencia y requiere de la Terapia Intensiva y de la asistencia mecánica respiratoria nosotros tendremos que derivarlo”, aseguró Sigiotti, aunque las posibilidades de derivación no son muchas.
Paraná también tiene su capacidad completa; y es la opción más segura para todos los hospitales del resto de Entre Ríos.
Todo el centro norte carece de servicios de Terapia Intensiva, y por una razón de peso: no hay especialistas suficientes. Por ejemplo, anestesistas, una especialidad que en Salud califican como de “muy cerrada”, y en la que cada año sólo se forman tres nuevos profesionales.
Aunque en realidad, sólo están instalados en los hospitales de nivel VI, en Paraná, Concepción del Uruguay, Concordia y Gualeguaychú.
El coordinador general para la Planificación del Recurso Humano y del Régimen de Residencias Médicas del Ministerio de Salud, José María Legascue, indicó que la falta de anestesistas es un problema que es común en todo el país, y respecto de los pocos servicios de Terapia Intensiva que existen en los hospitales públicos, dijo que tiene que ver con la alta infraestructura que demanda su puesta en funcionamiento.
“Montar un servicio de Terapia demanda la existencia de muchos servicios de soporte, como un buen laboratorio, un banco de sangre, servicio de Nefrología, Cardiología. Es decir, no es sólo tener equipos, sino también tener una complejidad de servicios tal que pueda funcionar con normalidad”, afirmó.

El norte es el que está en peor situación
Daniel Sciortino, director del Hospital Colonia Psiquiátrica Federal, afirma que en el Hospital Justo José de Urquiza sólo se realizan cirugías programadas, pero que las urgencias se derivan, a Paraná o a Concordia. “Pero siempre es una lucha con los médicos para que te reciban los pacientes que se derivan. Un apuñalado, por ejemplo, que necesita de internación en Terapia, debe derivarse; igual una cesárea de urgencia, que también se deriva”, explica.
En Federal, sin ir más lejos, hay solamente un anestesista en toda la ciudad, y por eso la razón del ordenamiento: las cirugías que se practican son las programadas, no las de urgencia, que se derivan.
En Villaguay, están peor: no hay servicios de Terapia Intensiva, y por eso mismo, todo se deriva, a Concordia, principalmente; también a Paraná.
De momento, dijo el director del Hospital Santa Rosa, Gonzalo Carril, no se han registrado inconvenientes en función de la saturación que afecta a las terapias de los hospitales de cabecera. “Hasta ahora, siempre que hemos necesitado, nos han recibido los pacientes. Acá no hay Terapia, hay solamente una sala de cuidados especiales; y en toda la ciudad, ni siquiera en el sector privado se cuenta con un servicio de ese tipo”, explicó.
Tampoco en el sur, en Gualeguaychú, se han reportado contratiempos en la atención de la alta complejidad. El Servicio de Terapia Intensiva del Hospital Centenario cuenta con seis camas, y según el director del Hospital, Hugo Gorla, la demanda está pudiendo ser atendida sin inconvenientes. “No ha habido por ahora graves problemas. Es más, nosotros estamos resolviendo la demanda del sector privado, y contamos con camas suficientes”, señaló.

Fuente: El Diario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Next Post

Crece la preocupación por la seguridad del Papa a tres días de su llegada a Brasil

Spread the loveLa alta solicitud de pacientes se repite en Concordia, que junto a Gualeguaychú y Concepción del Uruguay son las ciudades con servicio de Terapia Intensiva en el sector público. En Paraná agregan camas para contener los ingresos. El Hospital San Martín, de Paraná, está en obras: ya se […]

Subscribe US Now