Investigan a policías por enriquecimiento ilícito y narcotráfico

Brujula
Spread the love

Se busca motorizar las causas que investigan la complicidad policial.
La orden de mover los expedientes la dió el Procurador Jorge Barraguirre a una semana del ataque a balazos contra la casa del gobernador Antonio Bonfatti. El procurador puso en marcha el denominado “Operativo Despertares” en preocupación por el atentado contra el Gobernador de Santa Fe y la quietud judicial. Un anónimo fue recibido por el fiscal Camporini hace tres meses donde se detalla la situación de 134 policías investigados.
El Procurador General de la Corte Jorge Barraguirre ordenó a los fiscales del sur santafesino que «activen» las causas por enriquecimiento ilícito que involucren a jefes policiales. La orden llega una semana después del atentado contra la vivienda del gobernador, y con la convicción de que la sombra policial -y en especial algunos de los nombres que surgen de esos mismos expedientes- emerge detrás de la balacera. La tarea se verá simplificada por el trabajo que ya se tomó una mano anónima: Hace tres meses el fiscal de Cámara Guillermo Camporini recibió en su despacho un listado con 134 nombres de policías que ya tienen causas por dos delitos que están íntimamente ligados, enriquecimiento ilícito y estupefacientes. Obviamente la orden de Barraguirre alcanzará a las carpetas que están en los despachos de los tribunales, algunas de las cuales fueron guardadas en cajones que no han sido abiertos por años.
Según informó Rosario12 esta cuarta oleada de «aspiraciones de justicia» contra policías corruptos, viene precedida de un primer anónimo que el propio Camporini recibiera en 2012, que tuvo un segundo capítulo por la escandalosa inacción sobre estas mismas causas de la jueza de instrucción María Luisa Pérez Vara, la misma que hoy investiga los disparos contra Bonfatti, y un tercer intento que retomara este año la Corte santafesina, para reactivarlas.
Con solo poner en un buscador de internet, las palabras «enriquecimiento ilícito policías» la respuesta que se dispara es generosa en cantidades y los nombres son conocidos. Sin embargo existen pocas condenas, lo que devela un bajo nivel de compromiso judicial y una escasa convicción política en el impulso de las mismas, tal vez ligado al deseo de no embravecer las aguas por las que eligió navegar el gobierno provincial. Sin embargo los disparos que pegaron cerca del cuerpo del gobernador parecen haber generado un llamado de atención en algunos hombres del gabinete provincial. Uno de ellos es el Procurador, el jefe de todos los fiscales provinciales, que ha decidido proponer este Operativo Despertares.
Según explicó una alta fuente del Ministerio Público Fiscal, hay cuatro grupos de causas: las que figuraban en el anónimo que recibieran además de Camporini, el defensor general Gabriel Ganón y el diputado Eduardo Toniolli. Estas causas están radicadas en sede administrativa, en decir Asuntos Internos, y tiene un tiempo más que prudencial sin moverse. Barraguirre les pidió a los fiscales que las activen, de igual manera que las que tienen tratamiento judicial. Este grupo de causas ya tuvieron un paso por la tapa de los diarios, durante el último año, tras conocerse que la jueza Pérez Vara no les había dado tratamiento urgente como era la expectativa general.
El cuarto grupo de causas, es el que viene a completar el pelotón de causas escandalosas por los nombres de sus protagonistas: jefes policiales en actividad, otros que dejaron sus cargos hace poco tiempo, y algunos que a pesar de estar retirados hace tiempo, nunca abandonaron el sector de la sospecha pública a pesar de lo cual mutaron en empresarios de seguridad contratados por el mismo estado municipal.
De paso hay dos situaciones que provocan ruido hacia dentro de la propia fuerza policial: El nuevo jefe de la Policía de Investigaciones, que funcionará hasta tanto se resuelva en la Legislatura la nueva Policía Judicial. Hay nombres en danza que provocan resquemores en quienes se sienten con más derecho para encabezar la estructura transitoria. El otro hecho es el papel por demás de «discreto» de la ex Dirección de Drogas Peligrosas, con una perfomance analizada -puertas adentro- críticamente hasta por el propio jefe de policía provincial.
Con este ruido de fondo, resulta increíble que varios funcionarios provinciales hayan demorado tantos días en reconocer que los disparos que pegaron cerca de Bonfatti, no provenían necesariamente de una banda narco. Y en todo caso, los tiros no resultaron solamente consecuencia de lo que se hizo en esta gestión, sino que también se dieron por lo que se evitó hacer durante mucho tiempo.

Fuente: Análisis Digital

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Next Post

Bomberos Voluntarios de Entre Ríos reclaman por su Ley

Spread the loveSe busca motorizar las causas que investigan la complicidad policial. La orden de mover los expedientes la dió el Procurador Jorge Barraguirre a una semana del ataque a balazos contra la casa del gobernador Antonio Bonfatti. El procurador puso en marcha el denominado “Operativo Despertares” en preocupación por […]

Subscribe US Now