La Intendenta también estaciona mal

Brujula
Spread the love

El jueves a la noche, volvía a mi casa caminando. Veo, en calle Bavio, frente a la escuela del mismo nombre, un auto Peugeot mal estacionado, obstruyendo buena parte de la vereda, y pensé que no estaría mal mostrar eso. Me parece que debería servirnos para reflexionar sobre el mal uso del espacio público y mucho más cuando ese mal uso se da en la casa de la ciudadana que recibió la responsabilidad de trabajar manejando los destinos políticos de nuestra (nuestra) municipalidad.riani1-145x100
Tomé una foto, en una acción mucho más emparentada a lo que se ha dado en llamarse periodismo ciudadano.
Bueno, tomé la foto. Jueves a la noche.
Salió un policía que yo sé que siempre está, pero que no había visto esa noche. Igual, no hubiese dejado de tomar la foto si lo hubiera visto.
Salió de la oscuridad, desde la acera de la casa de la Intendenta, hacia la vereda de enfrente, que es donde estaba yo. Caminé unos metros y a la altura exacta de la Escuela Bavio me abordó. El diálogo fue así:
-Disculpe, ¿Usted sacó una foto?
-Sí, señor.
-¿Y por qué?
-Porque tengo un celular con cámara y tengo ganas. Cámara más ganas, igual foto.
-Pero es que es la casa de la Intendenta.
-Por eso lo saqué. ¿Usted ve que el auto está mal estacionado? ¿Que está obstruyendo la vereda? ¿No le parece que hay una falta, una contravención?
-No, no sé. Pero usted viene y saca una foto, y yo necesito saber. Ese es mi trabajo.
-Usted hace su trabajo y yo hago el mío: soy periodista. Pero sabe qué: da lo mismo si soy periodista o carpintero. Yo tomo una foto de un auto mal estacionado.
-Pero frente a la casa de la Intendenta.
-Exactamente, frente a la casa de la Intendenta.
-Usted es periodista, ¿tiene credencial?
-Sí, ¿quiere verla?
-Sí, por favor.
-No, pero yo no se la quiero mostrar. (En ese momento pensé que no tenía que acreditar mi condición para hacer lo que hice, en la vía pública, ni el policía tenía derecho a pedirme que identifique mi condición profesional)
-¿Cómo no me va a mostrar la credencial? Pero si yo le digo que se identifique usted tiene que hacerlo.
-Eso es cierto: está entre sus facultades y mis obligaciones. Le tendré que mostrar en tal caso mis documentos.
-Bueno, permítame los documentos.
Los busqué y me costó encontrarlos en la billetera. Le entregué, ahora sí, y por decisión propia, la credencial de prensa. Pero solo porque yo quería.
El policía llama por radio y por radio cuenta que hay una persona frente a la casa de la Intendenta sacando fotos. Dice que la persona está muy ofuscada.
Me meto y le digo: “No estoy ofuscado”.
Le dice que resulta “positivo” que es periodista. Le preguntan el nombre del periodista. “Dice llamarse Jorge Riani”. Habla algo y me dice el policía: “Espere un minuto que ya viene el patrullero”.
Espero, se baja un oficial de apellido Massuh que me explica la situación y me pide disculpas, me devuelve los documentos. Es el hijo del jefe de Policía y dialogué bien con él.
Y retomo mi camino. El auto siguió en el mismo lugar.

Por Jorge Riani para Entre Ríos Ahora

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Next Post

“Me hace ruido el tema del costo”

Spread the loveEl jueves a la noche, volvía a mi casa caminando. Veo, en calle Bavio, frente a la escuela del mismo nombre, un auto Peugeot mal estacionado, obstruyendo buena parte de la vereda, y pensé que no estaría mal mostrar eso. Me parece que debería servirnos para reflexionar sobre […]

Subscribe US Now