La salud de los entrerrianos, la salud del hospital San Martín

“La salud de todos los entrerrianos corre un serio riesgo y se debilita día a día”, dice @aldarion77 desde su blog, tras describir la realidad del Hospital San Martín de Paraná

hospital-san-martin-AIM3

El Hospital San Martín, de Paraná, es el hospital de referencia de toda la Provincia de Entre Ríos. A él acuden a hacerse prácticas médicas, y se concentran derivaciones de pacientes, con cuadros de salud importantes y complejos, desde todo el territorio entrerriano. 

Según el propio hospital, se atienden alrededor de 12.000 consultas mensuales en la modalidad de consultorios externos y 150 atenciones diarias en la guardia, también cuenta con 270 camas para internación; lo cual nos da un panorama de los altos niveles de atención y concurrencia a dicho nosocomio. 

Su piedra de fundamento se colocó en el año 1895, y en el año 1912 comenzó a atender pacientes; desde entonces no ha cesado su actividad. 

El crecimiento demográfico, la mejora en las coberturas obligatorias y los avances en ciencia y medicina, han ido elevando la cantidad de prácticas y especialidades médicas, cómo también la necesidad de contar con el personal idóneo y los materiales e instalaciones adecuadas para la honrosa tarea. 

Lamentablemente poco de esto sucede en el Hospital San Martín. 

La política de Salud, tan necesaria y sensible, para el presente y el futuro de una sociedad, en Entre Ríos, estos últimos ocho años, ha decaído en aspectos tan claves cómo lo son: personal idóneo, equipamiento adecuado y necesario, infraestructura, capacitación, horas hombre, insumos, especialistas y salarios. Es innegable. Si alguna vez ha tenido usted que usar los servicios Hospital SM, sabe de qué hablamos. 

El interés de este gobierno, o de este gobernador, en la Salud de todos los entrerrianos, creo que queda sinceramente plasmado en este curioso hecho: de los Ministros de Salud designados durante la gestión Urribarri, sólo uno era médico, Hugo Cettour (2011-2014); los otros han sido un abogado, Ángel Giano (2007-2011)y un egresado del colegio secundario que no ha finalizado de cursar la carrera de contador público, el actual ministro Carlos Ramos. 

Los empleados del HSM (Hospital San Martín), son sometidos a presiones y situaciones que los llevan al límite en sus propios estados físicos y psicológicos. Ni hablar de los profesionales que son mal pagos y que deben cumplir largas jornadas laborales. 

Silvia es personal de maestranza y hace 31 años que comenzó a trabajar en el HSM, nos cuenta sobre el estado del edificio: “Hay zonas del hospital que literalmente se caen a pedazos. Hay lugares que tenés que andar de día nomás porque a la noche, cuando cae el sol, están infestados de ratas. La zona de la caldera y de la farmacia es un nido de ratas y nadie hace nada. Cuando vamos a reclamar por alguna situación o problema en particular, nos dicen que a menos que sea una emergencia no pueden hacer nada, porque la orden del ministerio es que no se gaste ni un peso más en el HSM porque, “en poco tiempo estará el nuevo Hospital”, el que están construyendo en El Ejército. Así, con ese cuento, estamos desde hace 4 años. Es triste.” 

María, es enfermera y trabaja en HSM hace 20 años: “Actualmente estamos en un momento de intenso trabajo, las distintas áreas médicas están saturadas, se necesita personal de enfermería; hay insumos que directamente no tenemos y otros que se consiguen a cuentagotas. Estamos en una situación complicada en cuanto a internaciones; se puede decir que se trabaja a cama caliente. Hay mucha precariedad en nuestro rubro, el estado no valora correctamente al profesional en enfermería. En el HSM los trabajadores hacemos lo que podemos, pero, no es nuestra responsabilidad el estado del sistema de salud.” 

Testimonios de personas que viven el día a día en el HSM y que sienten cómo propio un lugar que, la vida, les ofreció y que ellas, muy agradecidas, decidieron honrar con su dedicación y trabajo. 

El cuadro de situación es muy complejo, y casi enseguida, surgen algunas preguntas: 

¿Existe una Política de Salud en Entre Ríos? 

¿En qué consiste? 

¿Quién la diseñó? 

¿Cómo y en cuánto tiempo se implementará? 

¿Cuáles son los objetivos a corto y a largo plazo? 

Preguntas sin respuestas. Preguntas que el ministro del área debería poder responder. Respuestas que no se dan y que deberían ser de público conocimiento. 

La salud es un derecho de los ciudadanos y tendría que ser uno de los valores primordiales, a los que cómo sociedad, deberíamos aspirar y exigir a nuestros gobernantes que sea de excelencia y no un mero enunciado de campaña política que cada cuatro años se declama a viva voz para luego caer en saco roto. 

Ahora, por estos días, los candidatos están en campaña. Curiosamente, los candidatos ya no exponen ideas ni proyectos concretos ni existen propuestas palpables sobre temas tan sensibles como salud, educación, seguridad o economía. Curiosamente los candidatos parecen haberse quedado sin ideas y sin propuestas. Mientras tanto la salud de todos los entrerrianos corre un serio riesgo y se debilita día a día. 

La política, sin ideas y sin propuestas, en temas centrales de cuestiones de estado, ha pasado a ser, como el declive y profundización de la pésima situación del sistema de salud provincial, algo regular y tristemente aceptado por la mayoría.

Entre Ríos Ahora

Deja un comentario

Podés comentar con tu cuenta de Facebook.
  • (will not be published)

*