“La seguridad la hacemos entre todos, colabore”,

Los hechos delictivos que se suscitaron en el último mes, han alertado y generado un estado de malestar y enojo con la fuerza policial local.
En una entrevista con BRUJULA, el Crio. Martín Maldonado explica cómo se dieron los casos de robo y la importancia que juega el rol del vecino a la hora de prevenir los casos de hurto, aseverando “la gente debe entender que hay responsabilidades. Si hay un problema hay que dar la cara. Venir exponer, denunciar, decir”.

“La oportunidad hace al ladrón”, dice una célebre frase popular. Y lo cierto es que en el transcurso del corto mes de febrero, el número de delitos en la ciudad fue elevado a los índices que se venían conociendo.

Ante esta situación y las quejas permanentes por parte de los vecinos ante estos hechos, BRUJULA dialogó con el Comisario de la dependencia policial local Martín Maldonado para indagar sobre los motivos que ponen a Cerrito en el ojo de los dueños de lo ajeno.
¿Qué tipo de hechos fueron los acontecidos últimamente?
1- Un empleado de la Escuela Nº 38 vino a denunciar faltante de herramientas de la obra que están realizando. En su exposición mencionó haber estado compartiendo un espacio de charla con personas de la localidad en el complejo deportivo. A partir de este dato, analizamos quienes podían ser y en poco tiempo recuperamos las cosas porque habían sido vendidas a otras personas. Eran personas de Cerrito y Paraná las que actuaron en este hecho.
2- Un sábado a la tarde en el centro de la ciudad, en un local de venta telefónica ingresaron y sustrajeron dinero en efectivo de la caja y del negocio lindante. Un lugar con amplia visual de los vecinos, los transeúntes, pero nadie vio nada. Se deduce que no fue alguien con ganas de un hecho masivo sabiendo todo lo que había en el negocio. Uno se pregunta si fue entregado, estudiado, si fue alguien propio del lugar que pasó, miró y entró. Pero nadie lo vio, ni le llamó la atención que un desconocido ingrese al local.
3- También hubo robo en casa del ex intendente. En el procedimiento se encontraron las cosas y hubo un oficial apuñalado. Forzaron la puerta, sustrajeron elementos del lugar y desde Moreno, las cosas aparecieron en la zona de General Paz. Para llevarse un inodoro, máquina de coser, ventilador, cubiertas, hubo una organización y un móvil de ayuda.
4- En otro caso una persona ingresaba a los domicilios a robar dinero. Todas fueron casas de personas mayores. Cuando la gente la encontraban dentro del domicilio, ella fundamentaba que estaba perdida y buscaba trabajo. La gente no veía que la persona entraba al domicilio sin permiso, sin conocerse y a robar. Mucha gente vio que la persona estaba en la calle pidiendo trabajo, llegaba en colectivo y se iba en un auto de alquiler, que valía más que un pasaje en micro. Analizar los hechos como sociedad es difícil. Algunos se enojaron por esa declaración de reclamo por no haber avisado ni haber tenido un índice de sospecha de esa persona. Hay que dejar de tener tanta confianza en quienes no conocemos.
5- Se ingresó a un domicilio céntrico por una pequeña ventana y sustrajeron dinero y algunas pertenencias. Se está investigando el hecho ya que fue con planificación efectuado en momentos en que la familia se ausentaba en el hogar.

¿Estos robos acontecidos han sido con importantes sustracciones?
En estos hechos extrajeron herramientas de trabajo y dinero en bajas sumas. Pero lo que el pueblo no tiene en cuenta es que hay delitos que no tiene contemplados aún y suceden como las estafas, la introducción de billetes falsos, vender un producto y entregar otro, la cobranza de comisiones, etc. Los delitos tienen una gama muy grande y están en el código penal. Cerrito toma como importantes los delitos con trascendencia pública y denuncias, pero hay un montón que no se dan aviso o se denuncian. Hay que gente que piensa “para hago la denuncia si no me devuelven las cosas”. Declarar un robo es sentar un precedente y detalles para los próximos procedimientos en que se encuentren cosas y puedan devolverse mediante las redes de investigación.
Al no tener el aviso, la denuncia no podremos devolver nada. Somos policías, no aseguradores de cosas.

¿Cuentan con la cantidad necesaria de recursos humanos?
La distribución del personal se da en base a la cantidad de población. Cerrito creció un 22% en el mismo plazo que la provincia creció un 3%. Quienes llegan dicen que vienen por la tranquilidad y seguridad. En lo policial, tenemos muchas actividades más allá de tener un móvil policial recorriendo. Realizamos tramitaciones internas que no debe tener errores y responsabilidades, movimientos de hacienda, denuncias, controles del registro del automotor, sellado, controles, todo sumado a lo que implica mantener la familia policial y la casa que habitamos a diario. El esfuerzo de todos es constante. Si tuviera la posibilidad de tener visión de saber dónde puede suceder hoy, podríamos anticiparlo. Se puede prever a través de la planificación en 450km cuadrados a corto y mediano plazo, pero evitar ante tanto emergentes.

¿Qué es lo que más le preocupa de la ciudad?
Del momento que llegue acá me preocupo todo, que haya bicicletas fuera, motos con las llaves puestas, puertas abiertas sin llave. Me preocupo siempre por todo, inclusive por los robos que son mediáticos… Pero alguien se pregunta también los numerosos casos de violencias familiares que existen el pueblo?.
Me preocupa el tránsito, los accidentes, las personas nómades que se instalan en la zona y vienen al centro urbano a nutrirse de cosas. Todo preocupa, no es que solo me preocupe porque hace 6 meses atrás no había robos y hoy sí. Estamos en un contexto social entre ciudades grandes como Paraná, La Paz, María Grande, que a su vez también tienen sus hechos. Se pueden controlar, pero no erradicar los robos.

¿Por qué cree que la comunidad se encuentra con ese estado de enojo con la fuerza policial?
El tiempo de la sociedad no es el tiempo de la policía, ni de la justicia. La gente quiere que ya se resuelva el hecho, el tiempo de la policía es demandar. Todo tiene un proceso, donde puede haber resoluciones inmediatas o no. Pero las soluciones vienen con el tiempo. Al tomar una denuncia se toma una resolución sobre el caso, la solución será dada por la justicia en un proceso que puede llegar a ser hoy, mañana o nunca.
En violencia familiar es un tema de no acabar. Uno trata de instaurar ciertas resoluciones en el momento, pero por más que quisiera dar una solución al feminicidio, no la puedo dar. Lo casos que se han venido suscitando en Cerrito, algunos obedecen al orden casualidad y otros a la causalidad. Casualidad porque se dio la oportunidad de realizar el hecho y causalidad porque ha habido un proceso que ha dado la oportunidad con causa justificada: conocía a alguien, hizo tarea previa de los movimientos del lugar, una entrega, planificación.
La casualidad estuvo en algunos casos intervenidos por la policía y devolvimos elementos sustraídos, gracias a que una persona dio aviso, no denuncia.

De acuerdo a los diferentes casos, ¿qué le aconseja a la ciudadanía para tomar medidas preventivas?
“La seguridad la hacemos entre todos, siéntase responsable y colabore”, es nuestro eslogan de campaña. Contamos con un ámbito muy grande. La seguridad viene desde lo constitucional: implica la social y la que debemos brindar nosotros. Tiene muchas aristas. Podemos planificar pero si no hay colaboración no se puede actuar. Si va a salir de viaje asegure ventanas, puertas, no atienda números privados y avísenos a la dependencia. Hay que saber que volvieron los secuestros express, los engaños de regalos de un auto por teléfono donde piden que compres un monto de tarjetas telefónicas. Vemos que la razón a veces no entra en juego. Tratamos de llegar a toda la comunidad. Seguramente a todos no les gusta nuestra labor, que como todos, tenemos errores. Con humildad tratamos de mejorar día a día y redoblar recursos.
Debemos estar actualizándonos e informándonos continuamente en todo.
Hay personas a las que no les gusta la institución policial, pero no todos nos enceramos en el mismo corral. Necesitamos la colaboración de las personas, los avisos deben ser permanentes. Por día entran cerca de 30 llamados telefónicos donde preguntan números telefónicos, otros anónimos en burla y una cierta porción de hechos particulares.
Hay gente que realmente llama, pero al momento de llegar al domicilio, nadie sale a orientar. Pero todos somos responsables de lo social, sino esta porción que se mueve para realizar hurtos, sabe que nadie dice nada.
Además, remarcar que la compra de cosas en menores precios favorece a que este tipo de hechos sigan sucediendo. Queda en la moral de cada uno comprarlos, pero hay que tener en cuenta que pudieron haber sido robadas. Resulta que si nos llaman cuando los vendedores ambulantes entran al pueblo, pero nadie avisa cuando una persona que sabemos no trabaja o no es del pueblo y vende un taladro a $50. Es algo que va intrínseco en la ciudad en consumir de esta manera.
La gente debe entender que hay responsabilidades. Si hay un problema hay que dar la cara. Venir exponer, denunciar, decir. Buscar una resolución en los tiempos hoy con los derechos sociales, del niño, de la mujer, dentro de todo ese mar de derechos, tenemos que ir con todo en la mano y no violar alguna ley que nos perjudique a nosotros.
La policía no hace por hacer, sino que surgen emergentes., por una reunión donde se plantean problemas sociales, por avisos.
Esto es con lo que uno vive, trabaja se sustenta y poner en juego todos los días la función policial. Yo amo mi profesión, mi vocación y me gusta dar resolución.

Deja un comentario

Podés comentar con tu cuenta de Facebook.
  • (will not be published)

*