La yerba aumentó un 50 por ciento y se vende a más de 30 pesos el kilo

Brujula
Spread the love

Las empresas cambiaron sus envases por otros mucho más caros.
Es la “infusión nacional”. Es lo que más toman los argentinos después del agua. Es el mate, por lejos, la infusión más elegida para el desayuno. Y su principal ingrediente es uno de los productos más castigados por la inflación. En el último mes, la yerba se encareció al menos un 50 por ciento en las góndolas: pasó de 20 pesos el kilo a más de 30 pesos, y hasta a casi 40 pesos. En general, de una forma “encubierta”. Las empresas cambiaron sus envases por otros mucho más caros. Ahora, tras las elecciones, dejaron de conseguirse las anteriores versiones económicas y llegaron las “plus”, “premium”, “livianas” y hasta “despaladas”.
Sucede que, ante fuertes aumentos en la materia prima y el freno oficial a los precios, las yerbateras lanzaron este año gran cantidad de envases nuevos, con leves innovaciones, mucho más caros. Al inicio esos paquetes convivieron con los normales.
Pero ahora, tras las elecciones, terminaron por desplazarlos. Y así se produjo una suba de hecho, según detectaron asociaciones de consumidores, publicó Clarín.
“Nuevo envase sin capas plásticas”, se lee ahora en los paquetes de Nobleza Gaucha y Cruz de Malta. Un Carrefour de Colegiales los lanzó hace poco a 29,90 pesos, en reemplazo de las versiones clásicas, que valían 20,15 pesos: el aumento fue del 49 por ciento. Al mismo tiempo, el paquete de La Tranquera, hace un mes a 21 pesos el kilo, se cambió en muchos negocios por uno con “tres láminas de protección”, 60 por ciento más caro, que vale 33,99 pesos en Coto, 34,59 pesos en Vea y 37,65 pesos en Disco.
Rosamonte, a su vez, introdujo una versión “Plus” con “envase aluminizado” a 38 pesos el kilo, y la normal de 19 pesos ya no se encuentra: el precio se duplicó. Y en el caso de Amanda, un nuevo paquete con “cuádruple protección” implicó una suba del 65 por ciento frente a los 17 pesos que se pagaban en junio por la versión habitual.
Finalmente, el paquete normal de Taragüí también se hace difícil de encontrar a 18 pesos o 19 pesos, como estaba. Las que abundan son las de “bajo contenido de polvo”, la “liviana” o la despalada, de 26 a 31 pesos.
La Hoja, Playadito, CBSé, Verdeflor y Romance son otras que ya salen entre 30 y 35 pesos. Y los paquetes “premium” de cada marca ahora se cobran entre 40 y 60 pesos el kilo.
“A fin de octubre notamos poca presencia de marcas líderes, faltantes en los paquetes más baratos y varios envases nuevos que van de 28 a 34 pesos el kilo.
El aumento fue increíble”, confirmó Claudia Collado, titular de Adelco. “Casi todas las marcas cambiaron paquetes para aumentar, y ahora muchas sólo están en el envase de 500 gramos, que sale más caro”, agregó Sandra González, de Adecua.
Así, las grandes cadenas terminaron acercando sus precios a los más altos que ya regían en muchos almacenes y autoservicios, donde los paquetes “viejos” sí están, pero al “precio nuevo”. Un súper chino de Colegiales, por caso, tiene la Taragüí a 28 pesos, la Cruz de Malta a 34 pesos, a 36 pesos la Amanda y a 38 pesos la Rosamonte. Según Yolanda Durán, representante de comercios asiáticos, eso depende mucho de la zona, ya que en barrios como Balvanera -dijo- aún venden yerba a 20, 22 y 28 pesos el kilo.
“Pasa cada vez más seguido. Moreno fija un precio y las empresas aceptan, pero enseguida lanzan paquetes con otro código, al precio que quieren. Y de los básicos pasan a entregar lo mínimo”, contó el dueño de un supermercado porteño, que pidió reserva.
La disparada llegó luego de que el Instituto Nacional de la Yerba Mate (INYM) fijara en septiembre ajustes del 42 y el 59 por ciento en los precios de la materia prima, por lo que la industria precisó llevar a $ 20 el kilo a la salida del molino, y a mucho más en la góndola. “Va a tener repercusión porque es un incremento importante”, había avisado entonces el titular del INYM, Luis Prietto, quien preveía que el precio subiría a 32 pesos.
“Hubo un fuerte aumento y no está justificado, porque la materia prima es sólo uno de los costos que incide en el precio final”, apuntó Fernando Blanco Muiño, titular de la Unión de Consumidores de Argentina. En la misma línea, desde Consumidores Libres, Héctor Polino consideró que no hay razón para un traslado tan inmediato a los precios porque las empresas “tienen stock para viarios meses”, producido a los costos anteriores.
Declarado por ley en julio -cuando la yerba estaba 17 pesos el kilo- como “infusión nacional”, el mate venía sumando adeptos. Entre enero y agosto, según el INYM, la venta de yerba fue 9 pesos mayor a la del año pasado, y la mejor de los últimos cinco años. Lo que temen en el sector es que, por los fuertes aumentos, a partir de ahora, la tendencia se revierta.

Fuente: Analisis Digital

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Next Post

Difunden parte de las “listas negras” de la dictadura

Spread the loveLas empresas cambiaron sus envases por otros mucho más caros. Es la “infusión nacional”. Es lo que más toman los argentinos después del agua. Es el mate, por lejos, la infusión más elegida para el desayuno. Y su principal ingrediente es uno de los productos más castigados por […]

Subscribe US Now