Las aguas bajan turbias… y saladas

Brujula
Spread the love

No es la primera vez que clausuran el complejo. Lo cierto es que desde su construcción e inauguración en el 2004, las termas de María Grande han sido denunciadas en diversas ocasiones por funcionarios políticos, vecinos y productores de la zona que sufren hasta el día de hoy, las consecuencias de la mala reinyección de las aguas.slide3
Periódico BRUJULA trae a la memoria de este hecho, una entrevista realizada en el 2006 a Pedro Furlán, un vecino de Aldea Santa María.
Actualmente, el complejo termal de María Grande se encuentra bajo la lupa de las inspecciones del Entre Regulador de Recursos Termales, debido a una serie de irregularidades que han llevado a alarmantes índices de salinización en terrenos y aguas de la zona.
Tal como lo había advertido BRUJULA en su edición Nº 20 de abril de 2006, las perforaciones realizadas para la instalación del complejo Termas de Maria Grande, han producido la contaminación de las napas de agua potable, perjuicios en terrenos, arroyos y animales en la zona.
Desde ese entonces, muchos vecinos que residen en la zona rural de Aldea Santa María, vienen sufriendo la falta de agua debido a que sus pozos se han contaminado con sal.
Hace 10 años, dialogamos con el Sr. Juan Pedro Furlán quien de los años que ha vivido en la zona, nunca había sufrido ningún problema semejante como la salinización de su pozo de agua. “El agua no sirve para nada, ni para regar los árboles, ni para lavar y mucho menos para tomar. Para lavar tenemos que traer agua del arroyo y para tomar la traemos de la Aldea con bidones”, afirmó en ese entonces.
Además de ésta familia, otros vecinos y las autoridades de la Escuela Rural Nº 131 Cayetano Alberto Silva, también manifestaron su preocupación al encontrarse con los pozos salados por los minerales desprendidos desde el centro termal.
En 2008, el secretario de Medio Ambiente Fernando Raffo, envió una nota al presidente del Ente Regulador de Recursos Termales Hugo Cettour, advirtiendo que “Como resultado de los ensayos de laboratorio practicados sobre las muestras de agua, el complejo termal de Maria Grande no se encuentra en condiciones aptas para su funcionamiento debido a la alta salinidad del efluente líquido que se vierte sobre el ambiente y al proceso de salinización que ello genera”. Por éste motivo, el 6 de agosto en una auditoria dicho Ente ante la detección de incumplimientos ambientales por parte de la empresa, decidió clausurar la salida de agua termal del pozo del predio. Pero luego de escuchar las promesas de solución del problema por parte del grupo de empresarios, la entidad reguladora decidió habilitar un 30 % de la extracción de agua termal, poniendo a los accionistas a analizan los pasos a seguir para revertir el panorama.
La falla está en la re inyección del agua mineralizada que se extrae de las napas más profundas de agua. De acuerdo a las declaraciones de los empresarios, el canal fue hecho en dos oportunidades pero fallaron. Por eso se trata al agua es por dilución: un método delicado, difícil para lograr la disgregación de las sales en un arroyo pequeño como en el que se la tira, sumado a que también se arrojan elementos crudos de la cloaca, que generan una doble contaminación. La obra solicitada por el Estado provincial supone una inversión de $500.000. Por ello, los accionistas están tramitando un crédito en el Bersa, y vendiendo terrenos internos del complejo.
Más allá de los motivos económicos y la falta de responsabilidad empresaria, la gente debe comprender que los daños que se han producido en el suelo, afectan las napas de agua dulce propia del consumo humano y animal. Y que más allá de la ubicación del predio, la contaminación ha demostrado sus efectos en sitios de Santa Fe, donde se está sacando agua de un pozo con hasta cinco veces más de sal que la que concentra el agua de mar. Esto es 100 gramos por litro de sal. El consumo es imposible ante estas salmueras.
En la jornada de ayer, el complejo termal fue clausurado nuevamente luego de que se probara que los efluentes que se vierten, contaminan el agua y la tierra. La denuncia había sido iniciada en 2014 por la Asamblea de Ciudadanos Autoconvocados Más Ríos Menos Termas a lo cual la Secretaria de Ambiente Belén Esteves indicó mediante un comunicado, que vienen manteniendo encuentros periódicos con los dueños del complejo, «quienes han manifestado su voluntad de dar cumplimientos con lo exigido». A su vez se asegura que dentro del «plan de mejoras» que está implementando «adquirieron y colocaron nuevas calderas».
Sin embargo, consigna el parte de prensa oficial, «aún restan cumplimentar otras cuestiones vinculadas principalmente a la reducción de caudal de agua que se vuelca al río», para lo cual desde el organismo provincial se establecieron plazos de cumplimiento.
Para tener en cuenta
En el planeta sólo hay 2,5% de agua dulce (apta para consumo humano). El resto, 97,5%, es salada. Pero hay otro dato aun mas desalentador: el Acuífero Guaraní, uno de los reservorios de agua dulce más importantes del mundo, y corre riesgo de aumentar la salinidad por la perforación indiscriminada de pozos destinados al negocio de las termas.
En 1994, Entre Ríos estrenó la primera perforación termal del Acuífero Guaraní, con aguas cristalinas y caudalosas que surgen desde 1.260 metros de profundidad en Federación. Hoy, la provincia ya cuenta con más de diez perforaciones, y otras tantas en gestión. ¿Somos conscientes del daño que nos estamos causando?

Periódico BRUJULA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Next Post

Argentinos en el primer juicio contra Monsanto

Spread the loveNo es la primera vez que clausuran el complejo. Lo cierto es que desde su construcción e inauguración en el 2004, las termas de María Grande han sido denunciadas en diversas ocasiones por funcionarios políticos, vecinos y productores de la zona que sufren hasta el día de hoy, […]

Subscribe US Now