Pascua significa » pasar por alto”

 Por Iglesia Vida y Esperanza

Es la fiesta predilecta del pueblo judío, por su significado histórico.
Es una fiesta hogareña y su celebración pone en la vida de los judíos una nota de júbilo, de alegría, pues recuerdan cuando sus antepasados fueron liberados por la mano de dios de la esclavitud de Egipto.
El libro bíblico éxodo capítulo 12 nos narra un hecho, que lleva al pueblo judío a salir definitivamente de la tierra de Egipto, donde vivían en esclavitud bajo el poder de faraón.
Cristo es nuestra pascua. En 1ª de corintios capítulo 5, versículo 7 dice: desháganse de la vieja levadura para que sean masa nueva, panes sin levadura, como lo son en realidad. Porque cristo, nuestro cordero pascual, ya ha sido sacrificado. Así que celebremos nuestra pascua no con la vieja levadura, que es la malicia y la perversidad, sino con pan sin levadura, que es la sinceridad y la verdad.
Para salir de nuestro Egipto (esclavos del pecado) necesitamos la sangre de un cordero, para que la muerte pase por encima de nosotros.
Dios envío, ese cordero, era sin defecto, dice en el evangelio de juan capitulo uno, verso 29, y la primera carta de pedro capitulo uno versos 18 y 19.
La sangre de Jesucristo que derramo en la cruz, nos limpia de todo pecado (nos limpia de toda levadura), dice la primera carta de juan capitulo uno verso 7.
El sacrificio de Jesucristo fue una sola vez y es para siempre, dice el libro de hebreos capítulo 10 verso 12.
La ultima cena que el participo con sus discípulos, estaban celebrando la pascua.
En semana santa celebramos con gozo el sacrificio de cristo, que venció a la muerte y nos dio vida eterna, nuestra pascua es una fiesta, porque la muerte debe pasar por alto, por encima de nuestras vidas, ya no tiene autoridad sobre nosotros.
Cristo nos sacó de Egipto y nos hizo cruzar el mar rojo y vamos camino a la tierra prometida que es nuestra morada eterna junto a Jesucristo, no es un día de duelo, de sacrificio, es un día de compartir al cordero, de contar lo que hizo por nosotros, que nos sacó de la esclavitud del pecado y nos dio libertad. ¡Aleluya! alabemos y adoremos al cordero de dios.
Y a vos querido lector te desafío que disfrutes la paz que hay en cristo cuando uno acepta a Jesús en su corazón, dice el libro de romanos capítulo 10, versos 9 y 10: » si confiesas con tu boca que Jesús es el señor, y crees en tu corazón que dios lo levanto de entre los muertos, serás salvo. Porque con el corazón se cree para ser justificado, pero con la boca se confiesa para ser salvo.»
Felices Pascuas!!!!

Deja un comentario

Podés comentar con tu cuenta de Facebook.
  • (will not be published)

*