Caso Céparo: testigos dieron versiones contradictorias sobre el supuesto bullying

Declararon docentes y dirigentes del Club Unión Agrarios de Cerrito, así como amigos de la víctima, quienes negaron que éste tuviera una personalidad agresiva. Otros dos testimonios afirmaron lo contrario.

En la audiencia de este jueves del juicio por el asesinato de Alexis Céparo, ocurrido en Cerrito el 21 de enero de 2012, se escucharon testimonios que desacreditaron una situación de acoso escolar o bullying de parte de la víctima hacia el imputado, Adrián Molaro. En tanto, dos testigos de la defensa dieron más favorables al acusado.
Liliana Castro, una monja que fue directora y maestra en el colegio de Cerrito al que iban Céparo y Molaro, caracterizó a Alexis de esta manera: “Una persona extraordinaria, muy alegre, buen alumno, no he presenciado ningún inconveniente en sus relaciones, al contrario, convocaba, siempre con personas a su alrededor, muy musical, sus compañeros lo apreciaban”. Respecto de Adrián, dijo: “Fue buen alumno, siempre callado, introvertido, tampoco tuve problemas con él en la clase, no sobresalía”.

También declaró la entonces directora y profesora de la escuela secundaria, Ángela Assad, quien afirmó: “Me sorprendió enormemente lo que pasó” y recordó: “Alexis era un alumno educado, atento, amable con sus compañeros, en el aula y afuera tenía el mismo comportamiento de cordialidad (…) Adrián era un buen chico en la escuela, callado, poco atento, se aislaba”. Para la maestra jubilada, ni uno ni otro joven estuvieron involucrados en una situación de acoso escolar.

Heber Landra y Guillermo Gegenschatz, quienes eran directivos del Club Unión Agrarios de Cerrito, en el que jugaba al fútbol la víctima, coincidieron en que Alexis “tenía una personalidad extrovertida, siempre de buen humor y como jugador no hay registro de sanciones”. Uno de ellos manifestó: “Días después del hecho en mi pueblo existió una inmensa sensación de miedo porque el imputado estaba prófugo y esta sensación la he podido percibir en estos días”.

También declararon los amigos de Céparo, Juan Manso y Santiago De Ángeli, y también de Molaro “hasta que hizo lo que hizo”. Ambos negaron los episodios de acoso y hostigamiento que describió el acusado.

 Además declararon los testigos de la defensa, Alicia Beatriz Sánchez y Nicolás Smidth. Sánchez, como inspectora de tránsito de la Municipalidad de Cerrito, dijo que recibió amenanzas de parte de Alexis Céparo y su padre cuando le efectuó una multa al joven por una conducir contramano.

 Nicolás Smidth fue a la escuela con Céparo y Molaro, pero dijo que integraba el grupo del imputado, y casi queda detenido por falso testimonio, luego de una extensa declaración. Sobre la víctima dijo que “a Adrián lo agredía, insultaba e incluso lo escupía”. También dijo que él mismo recibía agresiones de Céparo. Fuente: UNO.

Deja un comentario

Podés comentar con tu cuenta de Facebook.
  • (will not be published)

*