Por el acuerdo con Repsol, se pagarán u$s550 millones más de deuda por año

Brujula
Spread the love

Es lo que suman por los intereses y el capital de los bonos que se entregarán a la petrolera. Sube sólo 1,6 puntos la deuda total con respecto al PBI. Esperan que esa mayor carga de pasivos sea compensada con nuevas inversiones en Vaca Muerta

axel kichilof

El acuerdo que alcanzó el Gobierno con Repsol para la expropiación del 51% de YPF tiene su correlato en el mercado de deuda argentino. Los bonos que entregará el país para terminar con este litigio incrementarán el peso de la deuda en dólares que cada año se afronta con las reservas del Banco Central. Se calcula que son u$s550 millones que se sumarán cada año a los vencimientos que ya tenía el Tesoro. Este año, esa cifra sería aproximadamente la mitad ya que los títulos aún no fueron entregados y dependerá de la fecha a partir de la cual se empiezan a cobrar los cupones.

 

Las cuentas marcan lo siguiente: por el Boden 15 que se entrega se pagarán u$s28 millones al año; por el Bonar 17 otros u$s56 millones, por el Bonar 24 alrededor de u$s310 millones y por el Discount otros 145 millones de dólares.

 

Según Barclays Capital, de todas maneras, la emisión de deuda que hará el Gobierno para compensar a Repsol (el máximo de u$s6.000 millones más intereses en el tiempo) representará tan sólo un aumento de la deuda total como porcentaje del Producto Bruto Interno (PBI) del 1,6 puntos porcentuales.

 

Es más, el temor del mercado es que Repsol decida vender parte importante de esos títulos que recibirá lo antes posible. Si bien existe esa posibilidad, la entidad británica señala un dato no menor: que los bonos con liquidez, o sea que son fácilmente vendibles en la plaza son sólo dos. El Boden 15 y el Bonar 17 podrían ser soltados con rapidez por parte de Repsol.

 

¿Cuánto sería eso? La cifra sería u$s1.200 millones que súbitamente la petrolera española podría volcar al circuito financiero. La magnitud no parece ser tal para generar ruido en el mercado de bonos. Fueron mayores las distorsiones que generaron las ventas masivas de bonos por parte de la Anses, por alrededor de u$s700 millones el año pasado tomando sólo el Boden 15 y Bonar 17.

 

Repsol podría, es lo que se estima en el mercado, lanzar un plan para ir vendiendo los bonos que tienen liquidez asegurada en la plaza. La venta de estos dos títulos, mediante un programa de ir bajando la cartera en forma mensual, no generaría ruido alguno. Sería extraño que esto no haya sido conversado por Axel Kicillof y los emisarios de Repsol.

 

De todas formas, la expectativa en el Ministerio de Economía es que el arreglo con Repsol genere un ingreso de dólares que compense de sobra estos u$s550 millones adicionales que se suman al pago de deuda.

 

De hecho, en términos de la tasa de interés que pagó por estos bonos que entregaron a Repsol (8,75% anual) Economía llegó a empatar el costo que sufría las actualizaciones de los juicios que tiene Argentina en Nueva York. O sea, el monto que reclamaban en los tribunales Repsol y otros inversores era actualizado al 9% anual, tal cuál se actualiza la deuda que tiene el país con los holdouts en Nueva York.

 

Sea como fuese, sabe Kicillof que este era sólo un frente de batalla más para volver a conseguir financiamiento. Repsol es sólo el primer paso. Seguirá la agenda financiera del ministro para continuar cerrando frentes de batalla. (Infobae)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Next Post

Seguí realizó una venta de residuos procesados

Spread the loveEs lo que suman por los intereses y el capital de los bonos que se entregarán a la petrolera. Sube sólo 1,6 puntos la deuda total con respecto al PBI. Esperan que esa mayor carga de pasivos sea compensada con nuevas inversiones en Vaca Muerta El acuerdo que […]

Subscribe US Now