Recomendaciones psicológicas para afrontar la pandemia del coronavirus

Brujula
Spread the love

Es posible que durante este tiempo experimentemos diferentes SENTIMIENTOS Y PENSAMIENTOS producto de estar atravesando la pandemia del Coronavirus. El colectivo de psicólogos de Cerrito, ofrece una serie de recomendaciones ante este momento:

La situación que estamos viviendo genera estrés y ello puede afectar en nuestra calidad de vida. Por lo tanto, es muy posible que algunas de las emociones o pensamientos que podemos sentir ante esta situación sean:
Miedo: a perder la salud, a las posibles consecuencias de la enfermedad, a la falta de recursos, a la falta de insumos básicos. Frente a ello pueden aparecer pensamientos negativos asociados a la muerte propia o de la familia, así como también temor a contagiar a los seres queridos y provocarles un daño.
Frustración: esta situación puede provocar una sensación de pérdida de libertad, de dificultad en llevar adelante proyectos y actividades personales. Puede haber pensamientos del tipo “no puedo hacer lo que hago siempre”, “no puedo terminar mi trabajo”, “quiero salir y no puedo”.
Enojo: suele ocurrir cuando experimentamos la sensación de que está ocurriendo un hecho injusto. Puede haber pensamientos del tipo de “el gobierno tendría que haber cerrado antes, esto no es mi culpa” u “otras personas no respetan la cuarentena y se aprovechan”.
Ambivalencia: es posible sentir alivio por estar en casa, pero también emociones como miedo, frustración o enojo. Puede originarse pensamientos del tipo “ahora puedo hacer lo que nunca hago. Aunque quisiera saber cuándo terminará todo esto”.
Desorganización: el hecho de no poder continuar con la propia rutina es un factor que desorganiza nuestra estructura; ya que perdemos la sensación de control.
Aburrimiento: el aislamiento provoca que nuestra posibilidad de vincularnos para compartir tiempo con otros se reduzca significativamente; con lo cual nuestras actividades de tiempo libre y esparcimiento disminuyen significativamente. En este sentido, pueden aparecer pensamientos del tipo “¿ahora qué hago?”, “¿cuándo podré salir a divertirme?”.
Tristeza: esta situación puede darse por la ruptura de la cotidianeidad. También puede agravarse con el aislamiento y por tener contacto reiterado con noticias negativas. Pueden aparecer pensamientos del tipo “no tengo ganas de hacer nada”.
Sentimiento de soledad: la falta de vinculación puede provocar una sensación de soledad y agravarse especialmente en aquellas personas que viven solas. Pueden aparecer pensamientos del tipo “me siento solo”, «qué hago si me pasa algo».
Sensación de encierro: el aislamiento puede hacernos sentir encerrados y agobiados. Pueden aparecer pensamientos del tipo “quiero salir a la calle y juntarme con gente”.
Ansiedad: la situación puede provocar sensaciones desagradables en relación a la incertidumbre. A su vez, pueden aparecer conductas y pensamientos que busquen huir de la realidad. Pueden aparecer pensamientos del tipo “voy a dormir hasta que termine esto”.


¿Qué podemos hacer para sobrellevar esta situación?

• Mantener los horarios del sueño y organizar una rutina con diversas actividades (ejercicio, lecturas, juegos en familia, etc.).
• No sobreexponerse a noticias y consultar solamente fuentes confiables (organismos oficiales, instituciones prestigiosas, profesionales).
• Proponerse aprender algo nuevo a través de tutoriales o cursos online, por medio de la enseñanza de algún familiar que esté con nosotros en casa.
• Hacer una rutina de ejercicios físicos periódica en casa.
• Aprovechar los espacios verdes de la casa, accediendo a la naturaleza y a la luz solar siempre que sea posible.
• Alimentarse bien y mantenerse hidratado.
• Mantener sus redes sociales de contención emocional con sus familiares, amigos y personas de confianza a través de medios digitales.
• Limitar los grupos de chats que difunden noticias, muchas de ellas falsas o erróneas ya que promueven pensamientos negativos y catastróficos.
• Si se tienen hijos o menores cercanos, es importante hablar con ellos. Converse sobre la información oficial sobre el coronavirus en un lenguaje adecuado a la edad y de manera honesta. Recuerde que la familia y los afectos observan nuestras emociones y comportamientos.
• Los niños tanto como los adultos requieren mantener espacios de juego y divertimento que promuevan emociones positivas.

Psicólogos de Cerrito

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Next Post

Cómo retirar dinero de cajeros sin tarjeta

Spread the loveEs posible que durante este tiempo experimentemos diferentes SENTIMIENTOS Y PENSAMIENTOS producto de estar atravesando la pandemia del Coronavirus. El colectivo de psicólogos de Cerrito, ofrece una serie de recomendaciones ante este momento: La situación que estamos viviendo genera estrés y ello puede afectar en nuestra calidad de […]

Subscribe US Now