Revolución de Mayo: la hora de los criollos

El 25 de mayo de 1810, en el cabildo de Buenos Aires se constituyó una Junta Provisional de Gobierno integrada por criollos, conocida como Primera Junta.
En 1810 las noticias que llegaban de España eran alarmantes. Las tropas del emperador francés Napoleón Bonaparte ocupaban casi todo su territorio y el rey Fernando VII había sido tomado prisionero. Los virreyes americanos trataban de ocultar las noticias de los diarios europeos para evitar que su autoridad sea cuestionada. En América ya hacía tiempo que se debatía acerca de los derechos de los reyes de España para gobernar estos territorios, influidos por la nuevas ideas que provenían de Europa (soberanía del pueblo, gobierno republicano), el interés por la libertad de comercio (impulsado por Inglaterra) y los enfrentamientos entre españoles residentes y criollos por el poder político. Ya en 1806 y 1907 Inglaterra intentó ocupar el Río de la Plata para incorporarlo a su corona con resultad adverso pero sembró la semilla de la autonomía americana.
Estos acontecimientos motivaron que el cabildo de Buenos Aires convocara a los vecinos de la ciudad para reunirse en cabildo abierto el 22 de mayo de 1810. El 25, en el cabildo se constituyó una Junta Provisional de Gobierno integrada por criollos, conocida como Primera Junta, para reemplazar al virrey Cisneros que, presionado, tuvo que renunciar.

Los cabildos entrerrianos reconocen a la Junta
La primera medida que tomó la Junta fue notificar de la novedad a los cabildos del virreinato e invitarlos a elegir representantes para participar de un Congreso General.
Los tres cabildos entrerrianos recibieron la circular y respondieron favorablemente a la formación del gobierno patrio. Paraná, que no contaba con un cabildo, también envió una nota a través del cabildo de Santa Fe, donde los vecinos adherían al nuevo gobierno.

Fuente: genoma.cfi.org.ar

Deja un comentario

Podés comentar con tu cuenta de Facebook.
  • (will not be published)

*