Rivas, el abogado denunciado por corrupción de menores y abusos

El fiscal coordinador de Gualeguaychú, Lisandro Beherán, decidió este jueves abrir una causa de oficio contra el abogado Gustavo Rivas, por corrupción de menores y abusos, tras la denuncia periodística de la revista “Análisis”y poco después comenzaron los allanamientos domiciliarios.

Gustavo Rivas: corrupción de menores y abusos

En la casa del letrado -ubicada en Mitre 7, a 20 metros de la Jefatura Departamental de Policía y a 200 metros de Tribunales- comenzó a ser allanada a las 11 y pasadas las 14,30 finalizó la tarea. Allí encontraron más de 100 videos VHS y llevaron innumerables fotografías. Todo el material será analizado por la Justicia en los próximos días.

En las actuaciones, también participan la fiscal Martina Cedrés y los operativos seguirán en la casa de fin de semana de Pueblo Belgrano que posee Rivas.

Los fiscales llegaron a la casa del abogado Rivas poco antes de las 11, acompañados de personal policial y asistentes judiciales. Fueron atendidos por el propio acusado, quien incluso se dio tiempo para atender a la prensa en la puerta de su vivienda y dialogar amablemente. “Nooooo, yo estoy muy traquilo”, enfatizó en varias instancias.

Después, mientras controlaba la documentación y videos que iban revisando tanto en la parte de abajo de la casa de Mitre 7, se dio margen para hacer nuevas declaraciones desde el balcón de la vivienda.

En tanto, en declaraciones realizadas al programa A Quien Corresponda (Radio De la Plaza) el periodista Diego Elgart (El Argentino) indicó que las repercusiones por la investigación periodística de la revista “Análisis” comenzaron “al poco tiempo que se publicó el avance de la revista en el sitio digital, alrededor de la medianoche, y se vio en las redes sociales porque muchos sacaban fotos con el celular a la página y la comenzaron a pasar entre los conocidos”.

Describió que “el tema estalló en los medios locales en la mañana de este jueves y los cronistas de los diarios, radios y canales de televisión se apostaron en proximidades del domicilio del médico, ubicado en pleno corazón de la ciudad en Plaza San Martín, a media cuadra de la Jefatura de Policía y a dos cuadras de Tribunales, a metros de la Catedral y el Colegio de Abogados”.

“Estamos expectantes de que comience el allanamiento, por el coordinador de fiscales, Lisandro Beherán, confirmó que hay una causa abierta de oficio y las actuaciones las hará la fiscal Martina Cedrés y los allanamientos serán en simultáneo en la propiedad de calle Mitre en la que habita y donde tiene su estudio jurídico, en su casa materna ubicada en Urquiza y 3 de Febrero, y también en su casa de fin de semana de Pueblo Belgrano, ubicada en calles 30 de Noviembre y Larroque”, detalló el trabajador de prensa.

Otro dato significativo es que “desde las 6 de la mañana hay un policía apostado, haciendo guardia en la casa para evitar la destrucción de pruebas o que se saque documentación que sea de importancia para la causa”.

Sostuvo que desde las 8 de la mañana de este jueves “se vio entrar y salir a su secretario personal, que lo asiste de toda la vida y es un ex jugador de básquet del Club Neptunia, y a quien se lo ve muy ansioso y nervioso” y refirió que “se pudo confirmar que Rivas está en la casa con un estado depresivo, porque se supone que sentía o sabía que algo se iba a hablar de él, pero nunca entendió la magnitud de la investigación periodística”.

Afirmó que “no se vieron familiares” en la casa y que “los vecinos de toda la vida de él están reticentes a hablar con la prensa pero off the record dicen que era algo conocido por todos”.

Respecto de la situación y la denuncia periodística, señaló que “las andanzas de Rivas eran parte del folclore de la ciudad pero a nadie se le ocurrió atar cabos para dimensionar la magnitud del daño que este este señor le ha hecho a varias generaciones de gualeguaychuenses”.

En ese sentido, contó que “era algo natural para la gente ver en verano el yate del doctor cargado de chicos zarpando rumbo a Las Cañas” y lo describió como “una persona con una habilidad social importante, con un perfil intelectual, una persona de consulta permanente y hasta llegó a ser subdirector de un diario local”.

Detalló que Rivas “escribió varios libros de historias de Gualeguaychú, tiene un blog que es consultado permanentemente, y tenía una actividad social tremenda: estuvo en la Corporación de Desarrollo, en la comisión directiva del Colegio de Abogados, está en el Club Neptunia, es miembro de la Cooperativa Agrícola del Instituto Agrotécnico, es socio honorario de la Comisión de Carrozas, que era un ámbito ideal para ir viendo el perfil psicológico de los chicos”.

Puntualizó que “de forma permanente estaba en ámbitos de chicos” y rememoró que “asesoraba a los estudiantes de cuarto año de las escuelas secundarias para el momento en que debieran firmar el convenio con las empresas para el viaje estudiantil a Bariloche”. “Muchas veces conseguía mejores precios en los pasajes y en gratitud a su asesoramiento legal los padres y los mismos estudiantes le daban el viaje liberado para que los acompañe en el viaje a Bariloche y hasta dormía en la habitación con los estudiantes, y eso sucedía a la vista de padres y profesores”.

“Era algo natural, era parte del paisaje urbano ver a Gustavo Rivas en los colegios, las carrozas y era muy respetado por el establishment cultural de la ciudad y por el sector de los abogados, era un permanente presentador de libros, un extraordinario conferencista, muy didáctico y pedagógico, y todo eso daba a pensar que era imposible que el tipo hiciera estas cosas, concluyó.
Fuente: Análisis

Deja un comentario

Podés comentar con tu cuenta de Facebook.
  • (will not be published)

*