¿Saqueos y democracia?

Tristes guerras
si no es amor la empresa.
Tristes, tristes.

Tristes armas
si no son las palabras.
Tristes, tristes.

Tristes hombres
si no mueren de amores.
Tristes, tristes.

Miguel Hernández.

 

Hoy se cumplen 30 años de democracia para la República Argentina, tristemente no estamos festejándola como tendríamos que hacerlo; en democracia.

A cambio solo tenemos lucha de clases, saqueos, un gobierno que esta de fiesta mientras al norte del país siguen creciendo los muertos y las miles de familias agazapadas en su hogares porque saben que es cuestión de minutos que entren por sus puertas a llevar todo lo que tengan a mano, hasta sus sueños. Si esto es democracia se difiere mucho de lo que nos enseñaron a los de mi generación de niños, porque si no mal recuerdo el Dr. Raúl Alfonsin dijo sus palabras que quedaron y quedarán inmortalizadas por siempre “con la democracia se come, se cura y se educa”. Que lejos están estas palabras de lo que hoy muestra mi televisor, de la ausencia del estado para cuidar a los argentinos trabajadores y sus familias, desde el hombre que se suicidó al ver su local desmantelado en Tucumán hasta los hombres y mujeres que tienen que correr hasta sus casas y agradecer a Dios llegar o esos héroes anónimos que salieron a proteger las fábricas y locales vecinos. Hoy no es un día para festejar la democracia, porque aún pareciera que estamos lejos, que solo es para algunos y no justamente entra el trabajador en esa bolsa. Hoy mas que de festejo es de reflexión y de lucha, pero de la verdadera lucha, la de la palabra y la justicia.

 

Pobre mi país, duele verte así.

 

JLB.