“Siempre queremos darle lo mejor al niño”

En esta temporada de vacaciones de los alumnos de la Escuela Nº 38 Mariano Necochea, la empresa encargada de la reconstrucción de los antiguos sanitarios, comenzó la obra.
BRUJULA dialogó con Teresa Dabín, docente de la casa y actual directora de la institución, quien destacó la calidad del personal escolar y el compromiso de los docentes en mejorar día a día la calidad educativa.

Después de 6 años de iniciado el pedido ante las autoridades provinciales pertinentes, la obra de refacción de los antiguos sanitarios de la escuela Nº 38 Mariano Necochea, en este verano empleados de una empresa paranaense comenzó con los trabajos.
“Arrancamos el año muy bien, con el inicio de la obra que fue gestionada desde 2005: la construcción de los baños viejos. La licitación salió el año pasado y estamos en el comienzo de la remodelación. Junto con el pedido realizado al gobernador, tenemos la construcción de dos aulas con dos baños pertenecientes a la sala computación, que fue iniciada con fondos de la Fundación Diana Hermmes”.
En relación al acompañamiento de esta institución sin fines de lucro, Dabín afirmó “Ellos nos acompañaron desde el inicio de jornada completa. Sin su ayuda no podríamos tener el salón, la cocina, que nos permitió trabajar tan bien hasta ahora. Lo que solicitamos es que el estado proporcione el dinero para terminar con esas aulas y poder iniciar el ciclo lectivo con el espacio necesario. La apertura de los sobres para esta obra se hara en principio de febrero, ya que no queremos que se comience la obra sin tener los papeles en norma. Queremos arrancar con todo en regla y en tiempo”.
¿Cómo se trabaja con el personal docente de la casa?
El año pasado me sorprendí mucho cuando titularice, porque se reacomodo el personal. Salió a concurso algunos cargos y nos dio la posibilidad de tener este año la planta docente estable. Es una de las cosas que permite que podamos hacer un proyecto institucional con el compromiso de todos. Facilita la tarea y hace que los proyectos se vuelvan más positivos.
¿Y cómo se organizan con el servicio de comedor?
Iniciamos la etapa de reacomodar. Al aumentar la matricula, los fondos que son actualizados en abril, mayo por el estado, se nos desarregla. En este momento estamos bien con el comedor de verano, vienen alrededor de 40 chicos. No vienen todos los días, por ahí salen, van de vacaciones pero se van renovando. El comedor de verano funciona para chicos autorizados por los padres. Al terminar el año lectivo se envió a los hogares una carta para autorizarlos. Sabemos quien viene por necesidad o por comer en la escuela, que hay casos tambien. Vienen después de la pileta, almuerzan y se van. La familia se queda tranquila que se tiene contenido al chico. Hay casos de familias carenciadas pero no son todos los casos.
A las 8hs vienen las cocineras, piden a los chicos que avisen así se tienen las cantidades para preparar. Se les da mucha fruta ensaladas, comidas livianas por la temporada. Tenemos tres personales, que durante el ciclo lectivo se les complica con los 300 chicos que deben almorzar a una hora determinada. Por eso hicimos el pedido el año anterior de un cocinero más. Es un cocinero cada 50 chicos, deberíamos tener casi 7. Una vez que haya otro personal tendríamos otras variedades de comidas, porque al ser grandes cantidades se dificultan los tiempos. Los nutrientes no deben salirse de incorporar carnes, frutas y verduras.
¿El dinero girado por el gobierno alcanza para cubrir los costos de las comidas?
En lo económico se gasta mucho, ya que por cuestiones de tiempo debemos comprar puré en polvo, por ejemplo, y otros elementos envasados y disecados. Debemos administrar las partidas de tal modo que no se le quiten nutrientes a los chicos y no se demore al cocinar. Tengo proveedores que nos ayudan con los tiempos, cocineras, muy eficientes con su trabajo y que quieren darles solo lo mejor a los chicos.
La calidad de la comida que ofrecen es muy bueno. Trabajan más horas a veces de lo que deben.
¿El menú es elaborado por profesionales?
Desde que llegue el menú estaba organizado teniendo en cuenta pedidos de la nutricionista en relación a lo que se debía incorporar. A medida que pasan los años, vamos presentando nosotros los menúes para que nos digan si vamos bien.
Priorizamos que sean comidas sanas, a base de carne, verduras, leche porque se da el desayuno, almuerzo y merienda. Está diseñado el programa alimentario de verano e invierno pero se dan modificaciones.
¿Cómo ve la organización escolar desde su dirección?
En general, la escuela se preocupa por el lugar que tiene que estar y avanzamos en esto. Las ordenanzas dejan impecables las aulas y espacios. Pero al aumentar la matricula se les complica, nos está faltando una ordenanza más. Hay un expediente iniciado pero tiene que ver con las decisiones de la provincia. No lo podemos manejar nosotros, sino que ellos deciden. Solo gestiono el pedido y administro.
Tenemos que tener los sanitarios en condiciones, es lo que más ocupan y más contacto los chicos y deben estar limpios, por eso el pedido de tantos años en la reparación de los sanitarios. Todo requiere de mucho trabajo y horas de mas del personal. Por eso nuestro pedido ha sido intensificado desde el año pasdo.
¿Y en lo educacional, como se organiza el programa escolar?
Tenemos jornada completa y muchos talleres. Alumnos tenemos todos los días uno nuevo. Es para bien, eso nos da razón de ser. Eso requiere material y espacio humano. Siempre queremos darle lo mejor al niño. Ahora contamos con una Bibliotecaria de jornada completa con un trabajo muy importante en el aula con los alumnos. De allí salen proyectos muy importantes como el de educación vial para este año. Además, tenemos Maratones de lectura donde en una jornada cada maestro arma un lugar para leer. Se han sacado libros a la calle, se ha leído en hospital, terminal. Se hacen rincones en aulas, se invita a la gente a participar.
Siempre se trata de incorporar otras actividades que mueva a los chicos. Es una oportunidad de aprender en los chicos.
Hace unos años cambiamos la modalidad de los campamentos de 5to y 6to año. El objetivo y necesidad nuestro era integrar estos dos cursos el ultimo año, ya que siempre había un problemita de los que se iban y los que quedaban. Con el campamento se mejoró mucho la integración y relación de los chicos, muy positivo. El año pasado el supervisor de actividades físicas se interesó mucho en el proyecto nuestro y la llevo para comentar en otras instituciones. El objetivo nuestro fue una necesidad.

 

Deja un comentario

Podés comentar con tu cuenta de Facebook.
  • (will not be published)

*