“Somos un pilar importante y fundamental del sector de salud”

Con estas palabras un cerritense licenciado en enfermería, rescata la labor diaria de estos profesionales que dedican su vida al cuidado de sus pacientes.1896718_10209122705681886_8530326344202001080_n En el día internacional de la enfermería, BRUJULA dialogó con Manuel Peralta, un joven que sigue estudiando y superando metas mientras trabaja y se desarrolla en su carrera.

Nadie puede imaginar una internación sin la atención del servicio de enfermería. Joven o adulto, hombre o mujer, de día o de noche, ellos siempre están atentos a las necesidades de cada paciente, de cada familia y de cada diagnóstico y tratamiento. Algunos con más pasión, otros con más razón, pero siempre abocados a cada enfermo.
BRUJULA habló con Manuel Peralta, un joven enfermero que se formó en la Cruz Roja en Paraná, inició su experiencia por estos lares y con sus sueños siempre en mano, se lanzó a las oportunidades que ofrece Capital Federal. Desde allí, nos cuenta su experiencia homenajeando a sus colegas de acá y de allá.

¿Cómo elegiste estudiar la carrera de enfermería?
Cuando estaba terminando el último año del secundario la verdad es que tenía varias carreras pensadas para mi futuro profesional, la mayoría orientadas a las ciencias naturales y las ciencias de la salud. Entre ellas se encontraba la enfermería. Pensando las posibilidades y el perfil de la carrera, sin duda me gustó desde que comencé a tener idea de lo que se trataba. Luego descubrí mi vocación. Al día de hoy pienso que elegí muy bien y estoy feliz de haberlo hecho de esta forma.

¿Cuál es el motor común que comparten los enfermeros?
Pienso en dos grandes motores que compartimos los enfermeros. Principalmente y el más importante es el bien del paciente, el bienestar de la persona que está a nuestro cargo tomándolo de una manera holística, dentro del ambiente donde se encuentra, es decir, no solo desde un punto biológico, fisiológico, físico o patológico, sino también desde el punto psicológico, cultural y social.
El segundo motor común en el que pienso es en el de trabajar en conjunto para engrandecer nuestra profesión. Lamentablemente existe una gran parte de la población que piensa en el enfermero como aquel individuo que trabaja de una forma empírica o que simplemente hizo un curso que lo capacita para realizar el trabajo. Somos los responsables como profesionales de desterrar ese pensamiento, de dejar en claro que estamos formados por una carrera, que estamos capacitados para realizar el trabajo porque tenemos fundamentos científicos que nos respaldan, que somos más que una higiene y un inyectable. Somos un pilar importante y fundamental del sector de salud capacitados científicamente para serlo.
¿Cómo ha sido tu experiencia trabajando en este sector de la salud?
Como enfermero tuve el agrado de conocer personas increíbles desde mis comienzos. Creo que una de las mejores experiencias es trabajar con personas que se mueven por el motor común del que hablábamos antes, y no solo me refiero al equipo de enfermería, hablo del equipo interdisciplinario, médicos, kinesiólogos, nutricionistas, y toda especialidad que puedas imaginar.
El trabajar en salud ha fortalecido lo que soy como persona y como profesional, me hizo crecer, me ha llevado a descubrir tipos de humor y sentimientos que no sabía que eran parte de mí, me ha puesto en el camino nuevos amigos que comparten el mismo sentimiento.
La experiencia es única, pasar la mayor parte del día dentro de un hospital, dejando parte de mi vida para brindar cuidados, rehabilitar, tratar o salvar una vida es algo gratificante, solo aquellos que traban en esto quizás lo entenderán, es una pasión.

¿Qué te llevo hasta Buenos Aires para trabajar?
Lo primero que tengo para decir es que es una ciudad que siempre me gusto, desde muy chico. La forma de vivir es muy diferente a la que estaba acostumbrado, pero es parte del crecimiento y del cambio afrontarlo.
Cuando decidí venirme a Buenos Aires pensaba en el crecimiento profesional y la amplitud de oferta laboral. Aun así, los primeros meses en cuanto a lo laboral fue un poco duro.
Al tener referencias sobre la forma de trabajo de enfermería en muchas instituciones de la ciudad pensé en la adquisición de conocimientos en el ámbito de trabajo. Mi forma de pensar era: “los casos clínicos van a ser más complejos y voy a ver patologías que quizás acá no vea en mucho tiempo” y realmente fue así, en menos de un mes puede ver casos que allí vería quizás en un año o directamente no vería.
En cuanto al crecimiento profesional, puede realizar capacitaciones, cursos y comenzar a estudiar la carrera de Lic. En Kinesiología y Fisiatría, cosas que también podría haber hecho en Entre Ríos, pero obviamente ya estoy acá y sigo capacitándome.

¿Deben seguir estudiando en esta profesión?
Como pasa en todas las profesiones, es fundamental que el profesional se encuentre constantemente actualizado. Es una forma de realizar el trabajo de una manera óptima disminuyendo el margen de error. En el área de la salud los cambios son muy frecuentes, estudios de investigación de las diferentes áreas hacen que por ejemplo de un año a otro la forma de actuar frente a un paro cardiorrespiratoriosea totalmente diferente a la que estábamos capacitados y tengamos que estudiar el nuevo protocolo de acción. Así pasa en diferentes sectores como lo son por ejemplo infectología, farmacia, clínica médica, traumatología, etc.
En enfermería existen cambios específicos dados, como dije anteriormente, por estudios científicos a los cuales también debemos adaptarnos y estudiarlos.
Algo que me pasó este último tiempo y lo cuento como un ejemplo, es que en la institución donde me encuentro trabajando, la tecnología es uno de los aspectos más relevantes y los trabajadores debemos estudiar durante unos meses la manera de manejar los diferentes equipos, así como también la historia clínica electrónica con la que se maneja al paciente. Así mismo debemos estudiar protocolos y políticas vigentes en cada institución en particular y nuevos tratamientos para diferentes patologías.

¿Qué es lo que más disfrutas trabajando con pacientes? ¿y qué es lo que disgusta?
Lo que más disfruto al trabajar con personas en rol de pacientes es la oportunidad, mediante mis conocimientos y mi intervención, de realizar actividades que lleven a la recuperación, rehabilitación o junto con el equipo de salud volver a la vida a este individuo que se encuentra vulnerable. Disfruto el momento en el cual esa persona te da las gracias. Disfruto ayudar al paciente y a la familia, y conocer sus historias, sus relaciones sociales, sus creencias e incorporar esto al tratamiento.
Si existe algo que me disgusta es la falta de reconocimiento, y no del trabajo realizado, sino como mencioné anteriormente, la falta de reconocimiento como profesión. Me disgusta aquella persona que piensa, por ejemplo, que no somos capaces de hacer o explicar alguna técnica compleja y que estamos para acompañar al médico.

¿Cuál es la situación actual de los enfermeros?
Actualmente el profesional de enfermería mediante diferentes agrupaciones, políticas y regulaciones ha crecido haciendo frete a todas las necesidades de la comunidad, adquiriendo una posición social establecida y reconocida y poniendo en práctica sus propias actividades independientes. Aún así, hace falta un trabajo continuo e incesante para que lo logrado hasta el momento no quede desactualizado. Somos los responsables de exigir acciones políticas para mantener y ampliar lo adquirido y que el salario por el trabajo realizado sea el correcto.
Existen muchas realidades que puedo incluir en esta respuesta, como lo son los sectores públicos y privados, las empresas terciarizadas, el trabajo en negro; pero sería muy extenso. Solo voy a decir que entre todos debemos luchar por nuestros derechos.
Generalmente los sectores sociales dentro de ellos y en este caso los profesionales de la salud se ven afectados por el poder político estatal y sus relaciones con políticas internas institucionales. Sin duda debemos luchar por lo que nos corresponde pero sin olvidar aquello por lo que elegimos trabajar en salud, el bienestar del paciente.

BRUJULA

Deja un comentario

Podés comentar con tu cuenta de Facebook.
  • (will not be published)

*