Urribarri, ligero de ropas

Brujula
Spread the love

La novedad se conoció hace una semana, cuando el corresponsal del diario La Nación en Mar del Plata, Darío Palavecino, contó que el gobernador Sergio Urribarri se instalará, desde el 3 de enero, en esa ciudad balnearia para procurar levantar la puntería en las encuestas de cara a pelear por la candidatura presidencial.urribarri
Acá, hacia el interior de Entre Ríos, la cuestión se contó de otro modo, casi como un asunto de Estado: se dijo que Urribarri buscará, con playa propia en Mar del Plata, “promocionar turísticamente a la provincia”. Y para eso, se anunció, el Gobernador inaugurará “la Casa de Entre Ríos” en esa ciudad balnearia”, donde además instalará “un parador importante para que los millones de argentinos que elijan la costa puedan ver algo de lo que es Entre Ríos”.
Urribarri, un gobernador que no puede despegar del montón, no pone reparos a la hora de proyectar su imagen. Gasta fortunas en viajes, promociones, campañas, mitines, encuentros, cartelería, spots, publicidad callejera, pero al parecer nada de todo eso alcanza. Ha bailado en comparsas, se ha bañado en balnearios, se ha abrazado a caciques sindicales de dudoso pasado, ha ninguneado al nieto recuperado sin ponerse colorado, ha regalado mates a montones, ha jugado al fútbol con Evo Morales, y todo eso con un único objetivo: conseguir un lugarcito en el universo mediático y así instalar su imagen junto a la, por ahora, inalcanzable figura del gobernador de Buenos Aires, Daniel Scioli.
Urribarri quiere ser el candidato del Frente para la Victoria en las presidenciales, el bendecido de Cristina Fernández, pero por ahora los números no dan.
Ahora, se va a poner en ropa de playa, y se va a instalar en la costa atlántica, a ver qué pasa.
“No pierde esperanzas, necesita hacerse de imagen a nivel nacional y nada mejor que el mediático verano marplatense para empezar a cumplir el objetivo –contó el corresponsal de La Nación–. Con algunos retrasos si se lo compara con lo actuado ya por Scioli y Randazzo, el gobernador de Entre Ríos gestionó ante el municipio local y se aseguró un espacio de playa pública en el extremo norte de La Perla, desde donde buscará mostrar su provincia. Para eso intentaría mostrar paisajes originales más propios de El Palmar de Colón y desde allí tendría su base de operaciones para contar lo hecho durante su administración y lo que proyecta para el país”.
En un contacto con radio Continental, Urribarri dijo que con el parador marplatense “vamos a contar lo que logramos hacer en Entre Ríos, que pasó de ser una provincia marginal a ser una provincia de vanguardia y la que más creció en estos últimos siete años sin tener minería ni hidrocarburos”.
Es curiosa esa apertura de la Casa de Entre Ríos en Mar del Plata, así, de prepo.
El 30 de mayo de 2014, Urribarri firmó el decreto N° 1.539 por el cual se creó la “Oficina de Promoción y Desarrollo de la Provincia de Entre Ríos”, con delegaciones en Mendoza, Córdoba, Rosario, Tucumán y Mar del Plata. No se ha tenido noticias de la inauguración de esas delegaciones; lo único que se difundió fue la apertura del parador marplatense, aunque esa no fue la idea del decreto.
El texto, firmado por Urribarri, autorizó al titular de Turismo, Hugo Marsó, a “realizar las gestiones conducentes para la contratación de los inmuebles” en cada una de las ciudades.
La decisión, según explicó el texto oficial, radica en el hecho de que “en la actualidad, Entre Ríos ha logrado un crecimiento récord del número de visitantes que ha impulsado el aumento de bienes y servicios turísticos y la explosión del mercado inmobiliario, la diversidad de productos y la superación de la estacionalidad”.
Y por eso, el Gobierno creyó “necesario” abrir oficinas de Turismo en cinco ciudades distintas del país. La primera, siete meses después de aquel decreto, en Mar del Plata, donde seguro Urribarri aparecerá, ligero de ropas, subido a su porfiada pretensión de escalar posiciones en las encuestas.
Los hechos demuestran que los recursos sólo han alcanzado para calzarse la malla y marcharse a Mar del Plata, donde Daniel Scioli y Florencio Randazzo ya picaron en punta con sus respectivas campañas presidenciales, y hacer proselitismo en la playa.
De la Redacción de Entre Ríos Ahora

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Next Post

Barrio CGT se consagró campeón de la Copa Challenger

Spread the loveLa novedad se conoció hace una semana, cuando el corresponsal del diario La Nación en Mar del Plata, Darío Palavecino, contó que el gobernador Sergio Urribarri se instalará, desde el 3 de enero, en esa ciudad balnearia para procurar levantar la puntería en las encuestas de cara a […]

Subscribe US Now