Urribarri pasará el 18F junto a Cristina

El gobernador entrerriano y precandidato presidencial participará del contraacto del Gobierno en Atucha. También estará Daniel Scioli, otros gobernadores, intendentes y militantes.

crsitina y urribarri

En un plan para contrarrestar los posibles efectos políticos de la “marcha del silencio” del 18-F, que se realizará hoy, a las 18, la presidenta Cristina Kirchner decidió encabezar hoy, seis horas antes, a las 12, en Zárate, un gran acto rodeada de todo su gabinete, de los gobernadores del PJ, de varios intendentes y de miles de militantes. El anuncio formal será la puesta de la central nuclear Atucha II, rebautizada “Presidente Néstor Kirchner”, al 100% de su potencia de producción eléctrica.

Pero el trasfondo de la escena será claramente político. “La Presidenta convocó a todos los gobernadores, intendentes y ministros para mostrarse fuerte y respaldada frente al delicado momento político que está viviendo, porque la marcha del 18-F tiene un claro componente opositor”, dijo un alto funcionario de la Casa Rosada.

La mandataria pronunciará ante todo el peronismo un discurso de tono elevado en defensa de su gobierno. La Casa Rosada descuenta que la movilización de los fiscales en homenaje al fiscal de la AMIA Alberto Nisman, sospechosamente muerto hace un mes, será multitudinaria. Y teme que el resultado sea interpretado como una protesta masiva que debilite a la Presidenta.

Además, Cristina Kirchner buscará blindarse políticamente ante la imputación del fiscal Gerardo Pollicita, que el viernes último dio curso al requerimiento de la denuncia que había hecho Nisman hace un mes contra la Presidenta y varios funcionarios por encubrimiento del atentado a la AMIA al pactar en 2013 con el gobierno de Irán.

La Casa Rosada busca instalar que el 18-F y la denuncia de Pollicita conforman un plan de “golpe de Estado judicial” contra Cristina Kirchner y así pretende infundir temor a una crisis política para restarle adherentes a la movilización de hoy entre el Congreso y la Plaza de Mayo.

De hecho, la mandataria analizará por la noche en Olivos con sus colaboradores el número de asistentes y el clima político entre ellos, según confiaron las fuentes.

Salvo imprevistos climáticos, que ayer monitoreaban en el Gobierno, Cristina Kirchner llegará en su helicóptero poco antes de las 12 a Lima, partido bonaerense de Zárate, donde funcionan las centrales nucleares Atucha I y Atucha II. Desde temprano habrá shows musicales para entonar el clima de los varios miles de jóvenes militantes de agrupaciones kirchneristas que serán llevados a “bancar a la Jefa”.

La Presidenta regresó ayer a la quinta de Olivos desde la residencia oficial de Chapadmalal, donde celebró anteayer el cumpleaños de su hijo, Máximo Kirchner. Previamente, pasó el fin de semana en El Calafate, donde ya intentó exhibir gestos de fortaleza: “Algunos se asombran de cómo me aguanto todo?”.

El Gobierno no había anunciado que la Presidenta iría a Zárate la semana última. Y sólo se esperaba la presencia del ministro de Planificación, Julio De Vido. Incluso se informó que ella permanecería en el sur hasta el jueves, el día de su cumpleaños. Pero durante el fin de semana hubo cambio de planes y comenzó a replantearse el acto de Lima.

“La idea es dar pelea y fortalecer la imagen de ella, expresarle la solidaridad de los gobernadores y los ministros”, dijo ayer una fuente oficial del PJ. Se estima que encabezarán el lote de gobernadores el bonaerense Daniel Scioli y el entrerriano Sergio Urribarri, ambos precandidatos presidenciales con miras a las elecciones de octubre próximo.

Sin embargo, más allá de los gestos, la gran mayoría de los mandatarios del PJ, excepto Urribarri, cuestionan en privado el manejo que la Presidenta hizo de la crisis por el caso Nisman y consideran que con su discurso confrontativo agitó la magnitud de la marcha del 18-F. Temen que todo el caso Nisman termine por desgastar al peronismo con miras a las elecciones presidenciales de octubre próximo.

“Hay preocupación entre los gobernadores por lo que pueda decir mañana (por hoy)”, dijo un allegado a los mandatarios.

La ahora central Presidente Néstor Kirchner, con tecnología Siemmens, comenzará hoy a producir 745 megavatios, lo que implica energía para tres millones de personas y que todo el sector nuclear -junto a Atucha I y Embalse- pase a participar del 7 al 10% de todo el sistema, según fuentes de Planificación.

Pero la obra recibió críticas desde la oposición. El diputado de Pro Federico Sturzenegger señaló que en 2004 el Gobierno dijo que costaría 750 millones de dólares, pero terminará costando 4000 millones, que se suman a otros 4000 millones gastados entre 1982 y 2006, por lo cual reclamó una auditoría.

Señaló que ello tiene impacto en el costo de la electricidad y que por 3500 millones de dólares se hubiera podido generar una capacidad para unos 3500 megavatios. Además, indicó que “la energía nuclear está en retroceso en todo el mundo por razones medioambientales”.

La Nación

Deja un comentario

Podés comentar con tu cuenta de Facebook.
  • (will not be published)

*