Violencia infantil: se detectan dos casos por semana en el Hospital San Roque

Brujula
Spread the love

Con casos que van desde la negligencia y el descuido hasta la violencia física y explícita de los mayores por sobre los infantes, en el Hospital San Roque de la capital entrerriana se detectan dos casos semanales de violencia infantil.maltrato_infantil (1) En el nosocomio infantil están habituados y preparados para identificar las situaciones en las que un niño pudo haber atravesado alguna situación traumática. La situación de vulnerabilidad de los niños y el mal trato por parte de mayores es una nefasta práctica que hay que erradicar.
Al menos dos chicos ingresan por semana en el Hospital San Roque al haber sufrido algún tipo de lesión fruto de maltrato de mayores, negligencia o accidentes que se podrían haber evitado. Las limitaciones que sufren por su edad les dificultan las posibilidades de pedir ayuda, denunciar lo que está pasando o transmitirlo de alguna manera. Por eso, es importante la rápida acción y la intervención de médicos, enfermeros o maestros en estos casos. Los profesionales del Hospital San Roque están habituados y preparados para identificar las situaciones en las que un niño puede estar sufriendo violencia, según marca Elonce.

Accidentes

La hija de Lucrecia tuvo un accidente en su casa. Mientras jugaba sobre un colchón, cayó al suelo y con su cara golpeó un balde. El rostro de la niña quedó lastimado, con moretones. Lloraba desconsolada por el intenso dolor.
“La llevamos inmediatamente a la pediatra. Yo estaba tan asustada que hablaba todo el tiempo, pero la doctora prefirió que mi hija le contara lo que había pasado”, recordó Lucrecia. La médica le pidió a la mamá que se corriera un poco y acaparó toda la atención de la niña. Le fue formulando, una a una, todas las preguntas posibles sobre qué había sucedió, publicó El Diario.
“Le preguntó dónde se cayó, cómo, con quién estaba. Hasta el color del balde con el que se había golpeado. Inmediatamente me di cuenta que la doctora estaba queriendo saber si había sido un accidente de verdad o si, por el contrario, la nena había sido golpeada por nosotros o por la niñera. Me pareció muy bien e íntimamente se lo agradecí”, confesó Lucrecia. La responsable profesional quiso descartar que aquello haya sido un caso de maltrato o violencia doméstica y se concentró en averiguarlo.

Claves
En el Hospital San Roque el lugar clave para detectar ese tipo de casos es la Guardia. Muchas veces, los padres llegan por una consulta cualquiera pero el profesional advierte que hay rastros de otros problemas. “Los médicos de guardia son los que toman contacto. Puede ser que ingresen por otra cosa, por ejemplo por un bronco espasmo. Pero cuando los médicos de guardias, que tienen un ojo clínico muy entrenado para estas cuestiones, ven que el chico tiene moretones raros, por ejemplo, indica hacerle un barrido radiológico. Así ven fracturas viejas soldadas solas, eso se da muchísimo.

Fuente: Análisis Digital

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Next Post

Trasplantaron a la joven entrerriana Fátima Heinze

Spread the loveCon casos que van desde la negligencia y el descuido hasta la violencia física y explícita de los mayores por sobre los infantes, en el Hospital San Roque de la capital entrerriana se detectan dos casos semanales de violencia infantil. En el nosocomio infantil están habituados y preparados […]

Subscribe US Now