Brujula
Spread the love

Se llama myo-ARm, un brazo ortopédico mioeléctrico; tiene un precio que es una cuarta parte del de un brazo similar importado is profesionales entrerrianos crearon el primer brazo biónico de América latina, llamado myo-ARm, a un precio que es un 75% menor al de un producto similar importado.robotica
«Es un producto nacional que normalmente se importa y es el primero en ser generado en América latina», explicó el bioingeniero Ricardo Rodríguez, que junto con Luciana Joliat, Cecilia Pérez, Aníbal Fernández Peterson, David Vetcher y César Ara creó esta prótesis mioeléctrica.
El científico dijo que «no quisimos quedarnos en un prototipo y avanzamos en atenernos en todas las normativas de un mercado muy regulado para que sea un producto médico seguro y eficaz».
Rodríguez explicó que la empresa que crearon (llamada Bioparx) ya está habilitada para fabricar productos médicos y ahora está gestionando la habilitación de esta iniciativa que semanas atrás obtuvo un premio en la décima edición del Concurso Nacional de Innovaciones – Innovar 2014 en la categoría Tecnología para la Discapacidad.
El myo-ARm es una prótesis bioeléctrica de brazo que funciona a través de la interacción con la piel del paciente. Detecta las señales eléctricas que tenemos en los músculos a través de sensores que se apoyan sobre la piel, por lo cual, el paciente voluntariamente puede mover la prótesis y abrir voluntariamente la mano artificial.
El Estado respaldó con financiamiento las últimas fases del proyecto para realizar testeos y hacer un prototipo para los ensayos que requiere la ANMAT a la hora de registrarlo, además de otras cuestiones regulatorias.
En ese marco, Rodríguez precisó que «una prótesis de este tipo, pero importada, tiene un costo de 400.000 pesos aproximadamente, mientras que la que generamos nosotros está por debajo de los 100.000 pesos».
«Ya hemos presentado todos los ensayos, y calculamos que en los próximos meses tendremos la habilitación para comercializar y exportar el producto», agregó.
Rodríguez explicó que «el proyecto surgió de recursos humanos de Entre Ríos, porque todos los que conformamos la empresa Bioparx (incubada en el Parque Tecnológico del Litoral Centro, en Santa Fe) somos entrerrianos, bioingenieros, ingenieros electrónicos y médicos que trabajamos en tres líneas de investigación».
El profesional recalcó que el escenario en el que se encuentra Entre Ríos para avanzar en este tipo de proyectos «es muy favorable, no sólo en la materia prima del conocimiento y los recursos humanos que se genera en las universidades, sino también porque en Entre Ríos se van instalando servicios tecnológicos asociados que normalmente se concentraban en la zona de Buenos Aires».
«Ahora, en la provincia hay lugares donde se pueden hacer ensayos y servicios que se necesitan cuando uno desarrolla algo. Lo que antes era imposible, hoy se está convirtiendo en una realidad más cercana», destacó el emprendedor.

Agencia Télam

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Next Post

La trata y el poder en Entre Ríos: una madre y su estremecedor relato

Spread the loveSe llama myo-ARm, un brazo ortopédico mioeléctrico; tiene un precio que es una cuarta parte del de un brazo similar importado is profesionales entrerrianos crearon el primer brazo biónico de América latina, llamado myo-ARm, a un precio que es un 75% menor al de un producto similar importado. «Es […]

Subscribe US Now