La vejez en los perros

Brujula
Spread the love

 

 Por Refugio de Luz

La edad de entrada en la vejez no es la misma para todos los perros, depende del tamaño. A partir de estas edades el perro puede desarrollar determinados problemas y va a necesitar cuidados particulares. El ritmo de su cuerpo comienza a ir más despacio y las marcas del tiempo empiezan a notarse con más intensidad. Pero no debemos preocuparnos: aunque haya entrado en la vejez, todavía vivirá largos años a tu lado. Debido al progreso de la medicina veterinaria, a la cualidad del alimento actual y al mejor conocimiento de los dueños con respecto a su animal, la esperanza de vida de los perros cada vez es más larga. Aquí dejamos unos consejos concernientes a lo que puedes hacer para ayudar a tu perro a sentirse bien en su piel y feliz conforme se vaya haciendo mayor.
Las necesidades alimentarias
Las necesidades energéticas de tu perro disminuirán cerca del 10 % con relación a sus necesidades de adulto debido a la bajada de su metabolismo. El perro será menos activo y, por tanto, quemará menos calorías. Habrá que velar para no sobrealimentar al animal, ya que la obesidad podría ser un problema grave para su salud. Un exceso de peso agravaría ciertos problemas de salud atados a la edad (artrosis, insuficiencia cardíaca,…). El veterinario te ayudará a escoger el tipo de alimento y la cantidad que el perro necesita.
Elección del alimento: A lo largo de la vida del perro, la elección de la alimentación (cantidad y calidad) tiene una gran repercusión sobre su longevidad y su calidad de vida. A esta edad hay que estar aún más atentos a ella. Conviene pues escoger una alimentación específica para seniors, porque las necesidades alimenticias cambian con la edad.
Transición: Habrá que cambiar su alimentación progresivamente haciendo una transición alimenticia. Convendrá incorporar el nuevo alimento al antiguo. Esta transición puede hacerse en sólo una semana pero variará dependiendo y se retardará si el animal presenta desórdenes gástricos o intestinales.
Ritmo: Las comidas deberán, más que nunca, ser dadas a horas fijas y siempre en el mismo lugar. Al envejecer, el perro no lleva bien los cambios ni de ritmo ni de costumbres. Podrás darle su ración alimenticia diaria en dos o tres pequeñas comidas para facilitar la digestión.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Next Post

En respuesta a semejante Lío

Spread the love   Por Refugio de Luz La edad de entrada en la vejez no es la misma para todos los perros, depende del tamaño. A partir de estas edades el perro puede desarrollar determinados problemas y va a necesitar cuidados particulares. El ritmo de su cuerpo comienza a ir […]

Subscribe US Now