“No podría vivir sin ser bombera”

Brujula
Spread the love

Desde hace más de 10 años, Vanina Romero integra el equipo de trabajo del Cuartel de Bomberos Cerrito. Con mucha pasión, amor y cuidado de las personas y el ambiente, ha trabajado en distintas eventualidades en la que no solo brindo sus conocimientos y su tiempo, sino también, arriesgó su vida.

En esta entrevista, nos cuenta sobre la vocación de servicio, la importancia de la capacitación y el trabajo en equipo en esta profesión, que no es considerada como un empleo formal.

Cada 2 de junio se celebra el Día Nacional del Bombero Voluntario en la Argentina, una labor digna de reconocimiento, al igual que la del personal de salud y otros roles sociales que abogan por el bienestar y la protección de los ciudadanos.

A través de la voz de una de las mujeres que integran el cuartel local, reconocemos esta enorme profesión que requiere sobre todas las cosas, el amor al prójimo.

En la Argentina, el acontecimiento impulsor es la creación de la Sociedad Italiana de Bomberos Voluntarios del barrio de La Boca, en la ciudad de Buenos Aires. Su presidente fue Tomás Liberti, de origen genovés.

El lema del primer cuerpo de bomberos voluntarios fue “Querer es poder”, y es una frase que aún se repite entre los bomberos de todo el país. La fecha se proclamó por el Consejo Nacional de Bomberos Voluntarios de la República Argentina y es una efeméride utilizada para divulgar, concientizar y rendir homenaje a todos los bomberos del país.

BRUJULA dialogó con Vanina Romero, una de las mujeres que integra el equipo de trabajo del Cuartel de Bomberos Cerrito, para conocer y reconocer la labor que desempeñan desinteresadamente hacia la ciudadanía.

¿Qué te movilizó ingresar al cuerpo de bomberos?

Lo primero que me movilizó fue el deseo de ayudar desinteresadamente. Sentí la necesidad de ocupar mi tiempo libre en aportar algo bueno a la comunidad. Fue como un llamado descubrir mi vocación de servicio. Cesar, mi hermano, ya era bombero y me dio más coraje entrar. Con un poco de timidez me llevó a invitar a mi hermana Lorena, quien dudando me dijo “dale, probemos”.

Y así empezó mi profesión, la cual amo. ¡A veces pienso que no podría vivir sin ser bombera!!  ni pensar en el retiro.

Nos certificados un 14 de diciembre del 2013. Primero tuvimos un examen interno con nuestro capacitador, en aquel momento el Sr. Carlos Vera a quien admiro mucho. Actualmente, todos contamos con una credencial que nos habilita a actuar en territorio nacional estando de civil, ante cualquier eventualidad que se presente y se nos solicite colaboración. También, obviamente cuando somos convocados para ir a otra provincia como fueron los incendios de Córdoba. Acá aún no hay brigadistas de incendios forestales, pero pronto podré hacer ese curso…Me gustan mucho los forestales.

¿Qué edad tenías y que emergencia o situación te marcó en estos años?

Ingresé en septiembre de 2010, cuando ingrese tenía 32 años. Mi primer curso fue en Ramírez en el mes de abril del 2011 sobre incendio y búsqueda de rescate en espacios confinados con equipos autónomos. Poco tiempo después tuve mi primer incendio de estructura en Pueblo Moreno, en la vivienda de la familia Robles. Cuando sos nuevo en esto, lo que más juega en contra es la adrenalina. Dicen que el bombero que no tiene miedo no es precavido y podría actuar sin pensar. Y en esta profesión siempre debemos estar preparados para lo peor. Por eso estamos constantemente en capacitación. Ahora, las hacemos de manera virtual, pero no dejamos de estudiar.

No hay una situación en particular que me haya marcado. Es un todo. A medida que el tiempo pasa el bombero se pone más sentimental y eso que alguna vez pensaste que no te marcó, realmente dejó huella. La pérdida de un colega, un fallecido en un accidente, una cosecha quemada en su totalidad, una casa consumida por las llamas, rostros devastados…. pero hubo algo, lo que hoy llamamos los héroes de barracas, los que dieron su vida por un montón de papeles, por los que aún no se ha hecho justicia. Aunque muchos no lo entiendan, los bomberos somos una gran familia sin límites ni fronteras.

Tenemos ética bomberil. El ser bomberos te hace mejor persona, te educa, te abre puertas, te saca de lo cotidiano y, sobre todo, te hace ver la vida de otra manera.

Yo le tengo mucho respeto a la vida. Y te digo algo, no quiero que haya bomberos con sueldos, porque ya dejarían de hacerlo por vocación. Sólo se pide la Mutual, la que ya se aprobó y una pensión digna.

¿Cómo tomó en el cuartel tu incorporación? ¿Sentiste discriminación alguna vez por ser mujer?

Puedo decir que falta mucho para que llegue el día que la mujer sea aceptada en un cien por cien. Yo me he ganado mi lugar y agradezco que me hayan aceptado ese año. Hoy se ha cambiado la visión que se tenía de la mujer y sus roles, y en nuestro ámbito, trabajamos todos codo a codo.

A la que debo destacar es a Alicia Sánchez quien fue la primera mujer bombero de Cerrito, quien supo ocupar la jefatura. Y a Roxana Andrian quien también pasó por el cuartel.

Es importante resaltar que hace más de 5 años se creó el área de género. A mí me mandaron en el 2019 como titular de mi cuartel a las 5tas. Jornadas Internacionales de Género, Emergencias y Derechos Humanos que se realizó en Santiago del Estero. La Fundación Bomberos Argentina organizó varias áreas, una es género, donde no sólo se trata la violencia hacia la mujer, sino que se trabaja en otras temáticas que nos atraviesan. Para apoyar las campañas de prevención de cáncer de mamas, me compré un casco color rosa, sumándome a la causa. Como también, cuento con información de la ley Micaela, para poder transmitirles a mis colegas.


«El ser bomberos te hace mejor persona, te educa, te abre puertas, te saca de lo cotidiano y, sobre todo, te hace ver la vida de otra manera».

¿Qué significa en tu vida ser bombero?

Ser bombero es lo mejor que me ha pasado. Más que un estilo de vida, es mi gran pasión. Encontré un propósito, mi lugar en el mundo!. Y eso puede más que cualquier problema que haya tenido dentro de la institución, porque como en cualquier lugar, los problemas existen. Yo he encontrado soluciones y a medida que pasa el tiempo, sentís que tenés un lugar de pertenencia. Es tu segunda casa.

Además de formamos como profesional y persona, el respeto es fundamental dentro del cuartel. Nos saludamos con la mano y nos tratamos de “usted” o “señor” hacia los jefes. Desde el primer día sabemos que tenemos que ser un ejemplo para la sociedad. Ser bomberos dentro y fuera del cuartel. Si pudiera, dedicaría el tiempo completo a esto, pero tengo también tengo que trabajar.

¿Qué otras actividades realizas en las que no hay demasiada participación de mujeres?

Antes hacía artes marciales. Sólo cuando iba a torneos en ciudades grandes había otras chicas. Acá, siempre éramos dos o yo sola. Me he adaptado siempre, no tengo problemas con eso. Tal vez es al hombre al que le cuesta un poco más.

Actualmente soy masajista. Tengo mi propio gabinete y tuve ocasiones en las que al estar en medio de un incendio no llegaba para atender a mis pacientes.

Antes me sentía más sola siendo la única mujer casi en los gimnasios, en bomberos. Ahora hay más inclusión.

¿Cómo se manejan los tiempos ante una emergencia y la familia?

Tenemos guardias de fin de semana cada 15 días y una APP que se llama Alerthor (esa me hace acelerar el corazón). Más que nada la utilizamos para casos más graves, accidentes, incendios de estructuras o vehículos. Y otras veces nos ponemos a disposición durante la semana, después de nuestros trabajos. Es muy difícil a veces. Tenés que tener una familia que te apoye, son un pilar muy importante en nuestras vidas. Mi mamá un día me dijo: “sabes lo que me pasa cuando ustedes se van? “Yo no sé a dónde van y no sé si van a volver. Hasta que no regresan, tengo una presión en el pecho y un nudo en la garganta” … Me sorprendió porque nunca me detuve a pensar en ella.

Nosotros dejamos todo por una emergencia, padres, hijos, pareja, amigos. A mi novio lo dejé en un comedor… “Esperame”, le dije. Pero con el tiempo que pasó tuvo que esperarme en casa.

A veces pensás que ya volvés y te lleva cinco horas, nunca sabes.

En el 2020 trabajamos todo el año en pandemia, fue agotador. Pasaron muchas cosas que mejor no recordar. Estuvimos en el ingreso y muchas veces de ahí salíamos a un forestal. Tuvimos 68 emergencias forestales, hicimos desinfección en las plazas y los martes de 21 a 00hs venía el capacitador de nuestra regional Alejandro Peralta para enseñar a los aspirantes. Mucho sacrificio y tiempo invertido. Salieron todos bien. Y uno de ellos es mi hijo Axel Buselli. Lo nombro por para mí fue una sorpresa cuando me dijo “quiero ingresar y aprender”. Estoy muy orgullosa de él como madre. Conozco el peligro así que eso me pone nerviosa.

¿Por qué crees que no se suman más mujeres al cuartel?

He escuchado muchos comentarios como: “yo gratis no lo hago”, “están locos”, “llegan tarde y sin agua”. Nosotros no vivimos en el cuartel. Hay chicos que llegan corriendo, ¡yo soy una! la vida del bombero es sacrificada. Salimos a cualquier hora, con frío, calor, lluvias.

Pienso que también les da vergüenza preguntar. Hay desconocimiento de lo que es bomberos en la actualidad. Antes el bombero sólo apagaba incendios. Pero al haber más accidentes de tránsito donde el personal policial o personal sanitario no dan abasto, se fueron creando áreas en el cuartel. Estamos muy bien organizados, tenemos un consejo Nacional que nuclea a todas las federaciones de cada provincia, a su vez estas federaciones nuclean sus regionales.  Esto se organizó así para no tener que viajar lejos a capacitarnos. Nuestra regional está integrada por Cerrito, Hernandarias, María Grande, Hasenkamp, Bovril, Seguí, Alcaraz, Sauce de Luna y La Paz en tentativas para ingresar a Federación y Brugo que está en formación.

Cada persona va viendo qué lugar le gustaría tomar, en que área se siente más cómodo. Necesitamos gente con mucho espíritu, que se dediquen una o dos horas, eso ya es un gran aporte. Los invito a ser parte de nuestro equipo, sé que hay muchas chicas que no se animan, pero consultar es un comienzo.

Invitamos a las mujeres a sumarse, hay muchas actividades que se pueden hacer dentro del cuartel. He escuchado comentarios como “las mujeres están para limpiar”, pero lo que menos hacemos es limpiar, yo cumplo las mismas funciones que los varones.

¿Qué actividad o área es la que más te gusta en esta profesión?

Cada día las capacitaciones son más intensas debido a la gran demanda que hay en materia del cambio climático. Es un gran problema y si no cuidamos el planeta, cada vez va a ser peor.

Tenemos que tomar conciencia, va a llegar un momento que nosotros o las próximas generaciones no vamos a poder con tantos incendios. La flora se puede recuperar lentamente pero no la fauna.

He realizado más capacitaciones en esta temática y espero poder continuar sumando conocimientos que me permitan desarrollar mejor mi tarea desde bomberos. Y la gente también debe saber, que muchos bomberos mueren en servicio y no siempre se los reconoce.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Next Post

Nuevas patologías que se habilitan para la vacunación

Spread the loveDesde hace más de 10 años, Vanina Romero integra el equipo de trabajo del Cuartel de Bomberos Cerrito. Con mucha pasión, amor y cuidado de las personas y el ambiente, ha trabajado en distintas eventualidades en la que no solo brindo sus conocimientos y su tiempo, sino también, […]

Subscribe US Now