“Solo esperamos que esto pase pronto”

Brujula
Spread the love

Las llamas no dan tregua. Las necesidades de cientos de voluntarios, apremia. Como en cada situación extrema, la solidaridad llega a las manos de quien lo requiere y Cerrito, nuevamente está presente con su mano tendida.

Esta semana, miembros de la Brugada de Búsqueda, rescate y salvamento de Cerrito se reunieron para coordinar el pedido de donaciones para enviar a sus pares que se encuentran enfrentando la peor catástrofe natural de la historia, en la provincia de Corrientes.

Con cadena de mensajes, publicaciones en redes y medios locales, los pedidos de elementos para la atención de los bomberos, no se hicieron esperar.

Todo lo que iba a ser enviado mediante otros cuarteles, superó las expectativas, por lo que algunos integrantes de la brigada decidieron organizarse y emprender el viaje personal hasta la base de operaciones y dejar los elementos donados.

PERIODICO BRUJULA dialogó con Roxana Andrian, una de las brigadistas para conocer la labor y experiencia de llegar al lugar del desastre ambiental: “Hablando, nos decidimos a sumar y entre todos, abonar el combustible de los 5 vehículos para ir personalmente a llevar las donaciones y lo que podíamos aportar. El intendente de Pueblo Brugo, Martin Ruiz también nos acompañó y puso a disposición aportes para el traslado”, afirmó.
Entre el grupo de la brigada local, se encuentra un médico y una masajista, quienes se quedaron para ofrecer sus servicios y colaborar en esta causa.

“Tengo conocimientos de primeros auxilios y soy masajista profesional. Así que me encuentro en la carpa de enfermería para poder asistir a los bomberos que lo requieran, como así también, ayudar en la preparación y entrega de viandas y lo que se necesite”, resaltó Andrian.

La llegada a tierras de la localidad de Alvear, totalmente arrasadas por las llamas, fue un trago amargo. Pero se encontraron con la sorpresa de la amabilidad y el recibimiento de todos en medio de tanto dolor. “Nos dieron la bienvenida como si fuésemos de la familia. En medio de este momento tan difícil, el país se está solidarizando y ayudando”, agregó Roxana.

“Es impresionante ver cómo se va quemando todo. No se puede explicar con palabras”, resaltó.

Por su parte, Franco Figueroa, voluntario de la ciudad de Paraná agregó “la situación del fuego, está parcialmente complicado. En San Miguel se inició otro foco, que se suma a la situación que estamos viviendo. Hace tres meses que no llueve. La lluvia del otro día, fue poca y el servicio meteorológico no brinda información de precipitaciones para estos días… De vista, es algo muy feo. Todo Corrientes se quemó. Se habla de 900 mil hectáreas incineradas. Se perdió todo el verde, lastimosamente los dos factores más importantes para la economía de Corrientes, la tierra y todo lo que es arboleda, está devastada. No se puede trabajar con la resina, que es de lo que la gente se mantenía, la agricultura da lástima como ha quedado”.

Y describió “Es muy triste. Somos muchas dotaciones de 12 provincias que aportan para Corrientes y solo esperamos que esto se termine pronto”.

Lourdes, una enfermera de Alvear que está al pie del cañon desde el primer dia explicó que “hay partes donde el fuego está controlado, en otras no. Hay estancias que también se prenden, no sé si es o no intensional, pero prenden focos y se trasladan. Hay muchas dotaciones que amanecen allá. Se les manda la vianda del cuartel a más de 250 personas. A veces, se suman los voluntarios de Jujuy y el número crece para la entrega del desayuno, merienda y cena”.

La solidaridad es lo que más ayuda. Las manos que acercan desde papel, comida a medicamentos para animales y personas. Pero nada es suficiente.

“Estoy admirada de la gente del pueblo, porque las personas que no tienen nada, las más humildes son las que nos ayudan, aunque sea con una tota frita”, remarcó Lourdes.

“Lo que nos haría falta es elementos de veterinaria, alimentos para animales y agua. Hay que pensar que ellos no tienen de donde poder comer. Los camiones empiezan a distribuir para ellos, para los que sobrevivieron”.

Los tiempos que se aproximan, serán difíciles para los correntinos. Y no será solo de momento la necesidad de contar con la ayuda de todo el país para salir adelante, de a poco. La recuperación de la naturaleza, llevará un tiempo indeterminado, las heridas son demasiadas. Mientras tanto, aunar los esfuerzos será lo único que nos volverá un poco más humanos.

PERIODICO BRUJULA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Next Post

El Gobierno aumenta hasta 22% el precio estacional de la energía eléctrica

Spread the love Las llamas no dan tregua. Las necesidades de cientos de voluntarios, apremia. Como en cada situación extrema, la solidaridad llega a las manos de quien lo requiere y Cerrito, nuevamente está presente con su mano tendida. Esta semana, miembros de la Brugada de Búsqueda, rescate y salvamento […]

Subscribe US Now