Un entrerriano en Nueva York

Brujula
Spread the love

Traumland se llama el trabajo fotográfico-documental que expondrá, en el corazón de Manhattan, Nueva York, el entrerriano Sebastián Ingrassia.

Sebastián Ingrassia será el único entrerriano en representar a la provincia en una muestra itinerante que se iniciará el 3 de octubre en Nueva York, Estados Unidos, y que tiene previsto recorrer nueve ciudades del mundo.
A esa cosmopolita ciudad, el fotógrafo nacido en Urdinarrain hace 41 años irá para exponer dos de sus fotografías sobre retratos, que fueron seleccionados de su muestra Traumland, (Tierra de sueños).
El entrerriano, a través de su cámara, fijó su mirada en los pobladores de las colonias que nacieron en la provincia con la llegada de los primeros inmigrantes, en particular, la de los alemanes del Volga, que buscaron en esta porción del planeta una “tierra de sueños”, tal como se titula su obra.
Varias de las fotografías de Ingrassia se encuentran expuestas en Tecnópolis, la megamuestra de ciencia, arte y tecnología que está ubicada en Villa Martelli, provincia de Buenos Aires.
EMOCIÓN. “Las fotografías serán exhibidas en distintas salas del mundo. La primera será en Nueva York, donde fui seleccionado para ir junto al fotógrafo Julio Pantoja, quien va a presentar su trabajo sobre la temática desaparecidos. La muestra en Nueva York se inaugurará el 3 de octubre y permanecerá hasta el 31 de octubre y de allí, partirá hacia otros destinos, creo que será Tokio, el segundo lugar”, comentó Ingrassia en diálogo con EL DIARIO.
Las fotografías de Ingrassia, como las de otros ocho fotógrafos argentinos, serán expuestas en el Consulado Argentino de la ciudad de Nueva York, donde el entrerriano será uno de los encargados de inaugurar la muestra.
En ese mismo lugar, en pleno corazón de Manhattan, el año pasado se exhibió la muestra Eva, pasión y acción, al cumplirse 60 años del fallecimiento de Eva Duarte de Perón.
Aunque no se siente cómodo hablando particularmente de él y menos cuando le dicen que lo que hace es arte, Ingrassia se reconoce como “un fotógrafo retórico” y explica que encontró en la retórica “la técnica para expresarse de manera adecuada tratando siempre de persuadir al espectador, al destinatario”.
“La fotografía me llevó por distintos caminos y creo que la manera de expresarme que mejor me sale es el retrato. El retrato posado, nada instantáneo, la vida es mucho más que un instante, no se puede contar toda una vida en un instante”, reconoce Ingrassia, en un reportaje que le hizo Rodrigo Cañete, un argentino, crítico de arte, que vive y escribe un blog desde Londres.
Y aunque dice estar lejos, casi a “un abismo” de hacer arte, sus fotografías dicen mucho más que mil palabras. En ella, en sus retratos, se refleja y documenta la vida de esos pobladores, de esos hijos o nietos de inmigrantes, quienes, pese al paso del tiempo y de las generaciones, aún se resisten a modificar las costumbres culturales que heredaron de sus ancestros.
En cada retrato de Ingrassia, sus personajes –según explica– hablan de sus vidas, del día a día y de sus “rituales circulares”. “La aldea en la que viven es como una pequeña isla, como cada uno de los personajes. Cuando empecé a viajar y conocer a esta gente me ponían muy incómodo los espacios sin diálogo. La primera vez que fui al bar, la gente no hablaba y yo pensaba que era por mi presencia, pero después entendí que había algo en esos vínculos, momentos maravillosos en los que no se necesita la palabra, una cuestión tácita. Está todo ahí, en una mirada, como en los retratos, en esas fotos…”, dice.
Ingrassia, con sus fotografías, sin dudas, logra lo que se propone: “Generar un pequeño impacto, algo que nos mueva por dentro, una mirada que nos ponga incómodos, que nos ponga a pensar. No pretendo hacer arte porque en esa pretensión se pierde un poco el camino, pensar en hacer arte nos desvía del camino, nos corre el eje”, reflexiona.
PROFETA EN SU TIERRA. Tras conocerse la invitación de Ingrassia a Nueva York, el Concejo Deliberante de Urdinarrain también premió al fotógrafo y declaró de interés para la ciudad la exposición que realizará en el exterior.
La invitación de llevar sus fotografías a Nueva York la hizo el director del Fondo Nacional de las Artes, Fernando Farinas, quien a su vez tiene a cargo la exposición en Tecnópolis. “Es muy fuerte todo. Tengo que ir a presentar mi trabajo en una de las ciudades más importantes del mundo. La verdad es que no lo puedo creer, es muy emocionante”, comentó a EL DIARIO el entrevistado.
“En el 2001 empecé a trabajar con los alemanes del Volga, donde comencé con la fotografía, en el género de retrato. Soy de los fotógrafos que no andan con la cámara encima, más bien voy al lugar sin la cámara, estudio a la persona, me informo, voy buscando una relación que me conecte con las historias y una vez que logro ese ida y vuelta, recién ahí llevo la cámara”, contó Ingrassia, a FM Cristal, la radio de su ciudad natal.

Sobre el autor

La biografía de Sebastián Ingrassia dice que nació en Urdinarrain, en 1972. Que se interesó por la fotografía desde su niñez y, a partir de 1995 comenzó sus estudios asistiendo a cursos y talleres.
En los años 1996/97 se acercó por primera vez a la fotografía publicitaria con Alfredo Willimburgh, y, desde entonces, ha colaborado con distintos medios gráficos.
En 1998 asistió a una de las clínicas de obra de Gabriel Valansi, que lo impulsó a desarrollar sus primeros trabajos de autor. A partir de 2001 su interés por la fotografía documental lo llevó a participar de varios seminarios sobre el género, y en ese mismo año inició su trabajo sobre las aldeas de los alemanes del Volga en Entre Ríos, con el apoyo de la Embajada de Alemania.
Entre 2005 y 2007 continuó trabajando en esa línea en ensayos como La persistencia de la memoria, Los italianos en el sur de Entre Ríos y Entre circos, los tres con el apoyo del Consejo Federal de Inversiones. Su proyecto La Colonia. Retratos de un pueblo en vías de extinción, sobre el éxodo de los centros urbanos rurales, obtuvo la Beca del Fondo Nacional de las Artes del año 2010.
Ha expuesto en varias ocasiones en forma individual y colectiva y sus obras se encuentran en colecciones privadas. Actualmente es fotógrafo de la Subsecretaría de Turismo de Entre Ríos, del Programa Identidad Entrerriana, y continúa con su obra personal en el Espacio La Ira de Dios.  Fuente: El Diario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Next Post

Se viene un nuevo curso de Biogas

Spread the loveTraumland se llama el trabajo fotográfico-documental que expondrá, en el corazón de Manhattan, Nueva York, el entrerriano Sebastián Ingrassia. Sebastián Ingrassia será el único entrerriano en representar a la provincia en una muestra itinerante que se iniciará el 3 de octubre en Nueva York, Estados Unidos, y que […]

Subscribe US Now